Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 11

Facebook

Twitter AddThis

Mundo de Juguetes

Elegir los juguetes adecuados para cada edad y para cada bebé suele ser una tarea tan grata como complicada. Por más que se pida asesoramiento en la juguetería o se la recorra entera mirando las edades sugeridas para cada chiche, a veces los papás sienten que se están equivocando. Hay también un dato de la realidad: un juguete caro no es sinónimo de diversión.

Los bebés suelen aburrirse rápidamente y hasta eligen como juguete favorito una caja en lugar del costoso peluche que le regalaron.

 

 

 

Es importante tener en cuenta que los juguetes forman parte del proceso de aprendizaje de los bebés y son vitales para su estimulación. Alrededor de los cuatro meses, los niños empiezan a alcanzar los objetos. Hasta ese momento, el conocimiento es más visual que táctil, por eso es frecuente ver en las cunas y cochecitos todo tipo de móviles con colores contrastantes y también los que emiten sonidos fuertes. Con estos pequeños juegos y esta forma de interrelacionar, el bebé aprenderá, se alegrará y disfrutará cuando su mamá mueva ese objeto al que él quizá no puede llegar. Sin embargo evitar que el bebé alcance juguetes con partes pequeñas es vital para su seguridad.

 

 

 

Los mejores juguetes para este período inicial son bloques suaves y de gran tamaño, sonajeros, animales de peluche -sin piezas pegadas o cosidas-, pelotas de plástico en colores brillantes, libros que puedan sumergirse en el agua, y espejos irrompibles, entre otros. Algunos bebés de este tiempo ya comienzan a sacar dientes, por lo que el mordillo es otro elemento más con el que se pueden entretener y, al mismo tiempo, aliviar las molestias de la dentición.

 

 

 

Ya entre los seis y los doce meses van agregándose a la lista otro tipo de juguetes, como aquellos que permiten a través de su uso comprender el concepto de la causa y del efecto, por ejemplo. Entre los ocho y los diez meses de edad, el bebé desarrolla la capacidad de tomar elementos entre sus dedos, y puede usar juguetes como bloques más pequeños que estimulen su motricidad. Y luego su lista se irá incrementando de acuerdo con cada nueva habilidad que desarrolle. Sea el centro de actividades más completo o una simple botella de plástico rellena de papelitos de colores, lo importante es que el bebé juegue contento y rodeado del amor de su familia, que es -sin lugar a dudas- la mejor manera de aprender.

 

Consejos al momento de comprar juguetes

  • ¿Qué enseñanza le dejará este juguete?        
  • ¿Le llamará la atención?
  • ¿Es seguro?
  • ¿Es divertido para ver y oír?
  • ¿Estimula su creatividad?
  • ¿Es agresivo?
  • ¿Estimula su coordinación y su capacidad para resolver situaciones?
  • ¿Puede ser disfrutado tanto por nenes como nenas?
  • ¿Cuántos sentidos estimula?
  • ¿Disfrutaría como mamá jugar con mi hijo utilizando este juguete?

Elegir los juguetes según el temperamento del bebé 

 

Es obvio y a la vez fascinante darse cuenta que cada niño es diferente. Las personalidades de los niños están determinadas por sus temperamentos innatos, que se manifiestan desde el día que nacen. Los padres conocen las fortalezas, debilidades, preferencias y capacidades de sus hijos a través del juego.

 

 

 

El trabajo de la mamá es ayudar a su hijo a crecer del mejor modo posible. Esto significa proporcionarle el apoyo necesario en cada etapa que atraviesa. Los juguetes que ella le compre tendrán un rol fundamental en esta tarea.

 

Medidas de seguridad

 

Hay varios aspectos a considerar en cuanto a si un juguete es seguro o no. Un aspecto es preguntarse si el juguete tiene bordes filosos, es tóxico, o contiene piezas pequeñas con las cuales el bebé se pueda asfixiarLa información que viene en las cajas o etiquetas de los juguetes le dirán mucho a la mamá sobre cómo utilizarlos. Cuando dicen que un determinado juguete no está recomendado para menores de 3 años, hay que respetarlo pues el motivo tiene fines de seguridad. Es bueno verificar el estado de los juguetes periódicamente. Algunas partes pueden romperse y dejar bordes filosos. En estos casos hay que repararlos inmediatamente  o tirarlos  a la basura antes de que alguien se lastime.

 

Algunos consejos para elegir juguetes seguros

  • Revisar el estado de los juguetes, especialmente, bordes filosos, astillas y partes removibles con las cuales los niños se puedan ahogar.
  • Esconder o sacar del paso de los bebés juguetes inseguros, tales como globos, sets para armar bijouterie o bloques pequeños con los cuales el bebé se pueda atorar.
  • No permitir que otros niños utilicen juguetes demasiado ruidosos alrededor de los bebés, ya que esto puede dañar su audición.
  • Elegir los juguetes teniendo en cuenta el temperamento del niño. Si es un niño al que le gusta tirar cosas darle juguetes suaves de tela o goma espuma.
  • Antes de comprar juguetes de plástico, doblarlos levemente para chequear cuán frágil es el material. Hay que ser cuidadoso pues estos suelen ser juguetes quebradizos y pueden dejar puntas o bordes mellados.
  • Evitar que los bebés jueguen  con bolsas o envoltorios que puedan sofocarlos.
  • Guardar los juguetes apropiadamente.

 

 

Volver - mundomaterna.com


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas