Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 29

Facebook

Twitter AddThis

Cómo se Fabrica la Leche Materna

Cómo es el proceso fisiológico de producción de leche en la mujer. La función de las hormonas. La estimulación del pezón por la succión.

 

Una vez producida la concepción, los pechos de la futura mamá comenzarán lentamente a prepararse para su tarea, después del parto: producir la leche para alimentar al bebé.

 

Cada uno de los pechos contiene de 15 a 20 grupos de glándulas secretoras de leche, conectadas con el pezón a través de los conductos galactóforos. Ya a partir de las ocho semanas desde la concepción, los pechos crecen en tamaño y se sienten más hinchados y pesados. Durante todo el embarazo, la placenta y los ovarios secretan grandes cantidades de estrógeno y progesterona, que estimulan las glándulas para que  produzcan el calostro –un líquido amarillento, menos nutritivo que la leche materna pero de mejor digestión para el recién nacido y que lo hidratará además de proveerle proteínas, azúcar, vitaminas, minerales y anticuerpos contra las infecciones- que alrededor de las 30 semanas del embarazo estará ya formado en los pechos de la embarazada.

 

Pocos días después del parto y gracias a los cambios hormonales que se producen a partir de él, las glándulas mamarias comienzan a producir leche.

 

La producción de la leche se logra gracias a la succión del bebé, que estimula las terminaciones nerviosas de las areolas del pezón, que envían mensajes al hipotálamo en el cerebro, que a su vez obliga a la glándula pituitaria a liberar la hormona prolactina (reflejo de la prolactina). Por eso, si esta estimulación no se da en la medida adecuada, los pechos dejan de producir leche, aunque la producción también puede ser afectada por otras causas como la alimentación de la madre, las emociones o problemas de salud. La pituitaria también libera otra hormona, la oxitocina, que hace que las fibras musculares que rodean a las glándulas productoras de leche se contraigan, impulsando a la leche a pasar de la glándula a los conductos mamarios (reflejo de bajada). Este reflejo también puede ser provocado por el llanto del bebé o su cercanía, aunque no exista la succión.

 

Más allá de los detalles técnicos de su producción, lo importante es que la mamá sepa que puede producir leche para alimentar a su bebé, y que esto es un regalo de salud y plenitud para los dos.

 

 

Nota supervisada por el Equipo Médico de Mamashelp

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas