Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 0

Facebook

Twitter AddThis

La lactancia materna reduce el riesgo de asma

La alimentación a pecho durante los primeros meses de vida se asocia con menor riesgo de desarrollo de asma en la niñez. [Journal of Pediatrics]  

 

Petab Tiqva, Israel - La prevalencia y gravedad de la patología asmática ha aumentado en muchos países en las últimas décadas, señalan los autores.

 

La susceptibilidad para desarrollar asma puede estar influida por situaciones presentes en etapas precoces. Se sabe que la historia familiar de asma y otras manifestaciones de atopía así como el sexo masculino, bajo peso al nacer, nacimiento pretérmino y tabaquismo en los padres son algunos de los factores que intervienen en el desarrollo de asma en el infante. Sin embargo, el impacto de la lactancia materna (LM), como forma exclusiva de alimentación, aún se discute la inadecuada metodología de los trabajos epidemiológicos realizados contribuyó con la falta de información categórica. En 1994, sobre la base de los resultados de varios estudios y revisiones, un Panel de Expertos de Canadá concluyó afirmando que la LM (en combinación con restricción dietética en la madre) podía reducir la incidencia de asma en infantes con historia familiar de atopía. No obstante; no parecía alterar el desarrollo de enfermedades alérgicas en la población general.


Sin embargo, señalan los autores, un estudio reciente y una revisión al respecto indicaron que la LM se asociaba con un índice de riesgo de 0.8 en niños que eran alimentados en esta forma, al menos, durante los primeros 3 meses de vida. Con la finalidad de establecer la verdadera contribución de la LM en el desarrollo de patología atópica en la niñez, los expertos publican los resultados de una revisión sistemática con meta-análisis de estudios prospectivos.

 

La búsqueda en MEDLINE, entre enero de 1966 y diciembre de 1999, identificó 2.041 artículos, 177 de los cuales fueron preseleccionados para el análisis. Los criterios de inclusión se basaron en los estándares desarrollados por Kramer. Así, fueron seleccionados los estudios que consideraron LM durante por lo menos 3 meses y los que definían estrictamente la presencia de asma. El análisis final se limitó a trabajos prospectivos en infantes de término.

 

La muestra final comprendió 12 investigaciones prospectivas realizadas sobre 8.183 sujetos. El tiempo promedio de seguimiento fue de 4.1 años. El índice de concordancia entre los dos investigadores independientes fue de 0.77. El sexo, historia familiar de asma u otras enfermedades alérgicas, tabaquismo en los padres, estado socioeconómico y presencia de mascotas en el hogar fueron los factores de confusión controlados.

 

En el análisis primario, los datos se estratificaron según la duración del seguimiento. El índice de riesgo fue de 0.47 en los 5 estudios con menos de 2 años de seguimiento y de 0.72 en 12artículos con dos o más años de seguimiento. Debido a que se considera que la LM ejerce un efecto protector sobre el desarrollo de infecciones en el tracto respiratorio, el análisis posterior se limitó a los estudios de mayor tiempo de seguimiento.

 

En la población global, el índice de riesgo fue de 0.70. A su vez, los autores comprobaron que el efecto protector fue más significativo aún en infantes con historia familiar positiva: índice de riesgo, 0.52. Cuando el análisis se limitó a niños sin historia familiar, el índice de riesgo fue de 0.99. Las pruebas de heterogeneidad indicaron disparidad no significativa. Asimismo, el análisis de sensibilidad reveló que ningún estudio en particular era una fuente importante de heterogeneidad. En otras palabras, la exclusión de ningún estudio modificó sustancialmente el valor de p.

 

La idea de que la LM podría ser beneficiosa en relación con el desarrollo posterior de atopía surgió en 1936. En ese tiempo Grulle y Sanford observaron que la incidencia de  eczema atópico infantil era significativamente más alta en infantes sin LM o con LM parcial. En el trabajo, los autores confirman el efecto protector de la LM, especialmente en infantes con historia familiar de atopía. Según ellos, la inclusión exclusiva de trabajos prospectivos permitió eliminar una fuente importante de error y sesgo. Asimismo, la adopción de criterios estandarizados para la selección de los trabajos brindó más fuerza aún a las observaciones. Sin embargo, no pudo controlarse la decisión personal de amamantar o no que puede basarse, entre otras cuestiones, en el conocimiento previo de asma o alergia en la familia y por la percepción del beneficio asociado con la LM, señalan los investigadores.

 

Los criterios imprecisos en el diagnóstico de asma y sibilancias en uso de los factores que más pudo haber contribuido a error, independientemente del tipo de alimentación. Otro factor, imposible de controlar, fue la alimentación con suplementos de leche durante la permanencia en el hospital. Sin embargo, Gustafsson y colaboradores no encontraron diferencia alguna en la incidencia de atopía entre niños alimentados exclusivamente con LM y aquellos que recibieron suplementos durante los primeros 8 días de vida.

 

El efecto protector puede atribuirse a mecanismos diversos. La leche materna es una fuente importante de factores inmunomoduladores que influyen directamente en el desarrollo de la inmunidad del niño. Además, limita la exposición del infante a otros antígenos externos, lo cual reduce el riesgo de sensibilización. Otros factores de contribución podrían ser la protección frente a infecciones y la participación de componentes de la leche materna en la maduración del tracto gastrointestinal.

 

En conclusión, el hallazgo más importante del estudio, dicen los autores, fue el sustancial efecto protector que ejerció la LM sobre el desarrollo de asma, especialmente en infantes con historia familiar de la patología. El impacto fue, en cambio menos notorio en niños sin antecedentes familiares, concluyen los especialistas.

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas