Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 14

Facebook

Twitter AddThis

¿Cómo Elegir un Jardín Maternal?

Por trabajo u otras responsabilidades, llega un momento en que los padres necesitan enviar a su bebé a una guardería. Algunos consejos para que el proceso sea exitoso y las claves a tener en cuenta a la hora de elegir el mejor lugar.

“Querer no siempre es poder” piensan muchas veces las madres cuando llega el momento de tomar la decisión de apartarse durante algunas horas y por primera vez de su bebé. Generalmente el deseo de prolongar la presencia constante choca con la necesidad. Por trabajo, disponibilidad de horarios o estilo de vida surge la exigencia de enviar a un bebé a la guardería y no hay ningún motivo para que los padres sufran o se sientan culpables. La experiencia resultará positiva, si está bien conducida.

 

Como primera medida, es necesario estar convencidos del paso que se está dando y tratar de que sea un proceso gradual para facilitar la adaptación del bebé. “A los seis meses de Camila, el pediatra me dijo que la beba ya estaba en condiciones de ir unas horas a la guardería, el tema es que yo todavía sentía que no estaba preparada para el destete, pero tenía que empezar a trabajar”, reconoce Juliana, madre primeriza. “Finalmente decidí adoptar el sistema de alternar leche materna con leche de vaca y creo que eso facilitó la adaptación de Cami al nuevo ámbito”, concluye.

 

Es importante tener en cuenta que hasta el primer año el sistema inmunológico del bebé está aún débil, por eso los padres deberán preparase para la aparición de ciertas enfermedades propias de la primera infancia.

 

Sin embargo, sólo una pregunta resuena en todos los padres: ¿cómo elegir una guardería? La clave es buscar un lugar que les proporcione un ambiente acogedor,  con profesionales formados para guiar y fomentar el desarrollo del bebé, con valores similares a los de los padres. La confianza de la familia facilitará la adaptación del bebé que se sentirá acompañado en el cambio.

 

Todos los centros, tanto públicos como privados, deben ajustarse a la normativa de la LOGSE (Ley de Ordenación General del Sistema Educativo), pero aunque la mayoría cumple las normas generales de higiene y salubridad es conveniente visitar las instalaciones y comprobar que efectivamente es así.

 

Como regla general, el espacio debe ser amplio y exclusivo. Cuánto más pequeños son los niños, mayor es la atención que necesitan. En los centros escolares, según el marco legal, sólo pueden estar ocho niños por clase en el caso de ser niños menores de doce meses y veinte si ya tienen entre uno y dos años.

 

Después de la familia, la guardería y más tarde el jardín, se convierten en el primer ámbito social, donde el bebé comienza a desarrollar sus capacidades sociales fundamentales. Por eso siempre vale la pena: recorrer varios jardines en la zona, escuchar las propuestas de las distintas instituciones (filosofía y servicios) y buscar referencias de ellas, a través de otros padres, vecinos o amigos.

 

También es importante que el jardín no esté demasiado lejos del domicilio de la familia, porque el traslado de los bebés, ya sea en micro, auto particular o colectivo, muchas veces los cansa si el trayecto resulta largo.

 

Hay que tener presente que el lugar perfecto no existe, que cada persona tiene sus propias necesidades e intereses y que el momento evolutivo, familiar y social en que cada niño ingresa a un establecimiento son factores que inciden en la elección del lugar. La tarea no es fácil pero una vez elegida, siempre se debe confiar en la institución.

 

 

 

Criterios para elegir un jardín maternal
 
- Sea una guardería en un lugar de trabajo o un jardín de infantes a la calle, es importante tener una idea acabada de lo que allí ofrecen.
- Preguntar todo lo que se necesita, conversar con otros padres y observar el lugar con atención permite decidir más fácilmente.
- La capacitación del personal (formación docente, conocimiento de primeros auxilios, prevención de enfermedades, normas de higiene, entre otros) es clave para identificar las características de un lugar.
- Es importante conocer el manejo de la seguridad: quiénes están con los bebés, cómo es la recepción, quién los entrega a la salida, etc. 
- También saber si se dispone de un pediatra o profesional de la salud dentro de la institución o una empresa de urgencias accesible para actuar frente a imprevistos.
 
 

 

Nota supervisada por el Equipo Médico de Mamashelp.

Volver - mundomaterna.com


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas