Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 82

Facebook

Twitter AddThis

La personalidad de tu bebé

Desde el momento en que nacen, las personalidades de los pequeños se desarrollan a cada minuto. Aquí un breve resumen del desarrollo del carácter en los primeros años de vida.
 
 
 
 
0 a 6 meses:
 

 

El recién nacido puede parecer una hoja en blanco, un bebé como cualquier otro que incluye sueño, llanto y cambio de pañales, pero no es así. Desde el momento de la concepción ya es único e incluso las experiencias que vive dentro del seno materno influyen en su carácter.

 

En esta primera etapa muchos niños son dormilones y apacibles, otros son determinados y despiertos. A medida que pase el tiempo, el carácter que lo diferenciará de los otros bebés se hará notar aún más. Con seis meses probablemente se pueda predecir qué tipo de personalidad va a tener:

 

  • ¿Imperativo y travieso?
  • ¿Dulce y tranquilo?
  • ¿Activo y curioso?

 

Atención: Muchas rasgos de su comportamiento serán espejo de los de su madre. Es importante tomarse el tiempo necesario para charlar y jugar para así contribuir a la formación del individuo en el que se está transformando.

 

 

6 a 12 meses:

 

 
Comienza el proceso de independencia. El bebé empieza a darse cuenta de que su mamá y él son personas distintas. Es normal que en esta etapa se vuelva un tanto “pegote” y ni siquiera permita que vayas al baño sola. La relación que construyan durante el primer año de su vida le dará la confianza que necesita para explorar el mundo en solitario. 

 

Es durante ésta etapa que el niño comienza a adquirir las primeras reglas. Poner a prueba los límites le permite entender qué es aceptable y qué no lo es. Sus travesuras son una parte vital de su desarrollo.

 

 

12 a 18 meses:

 

 

¡A moverse! Una vez que el niño esté en movimiento, afirmará su libertad aceptando y negando. Ahora sabe lo que le gusta y lo que le disgusta y empezará a enseñárselo a su madre, ya sea con gestos o palabras.

Dato: Aunque muchos libros hablen sobre “los terribles 2 años”, las rabietas de un niño pueden comenzar hacia los 12 meses.

En esta etapa, las diferencias entre un niño y sus amigos son claras. Es importante potenciar sus puntos fuertes y ayudarle a superar los débiles.

 

 

18 meses y más:

 
El bebé cada vez se siente más seguro de quién es y qué quiere. Sucede con frecuencia que se frustre por no poder comunicar sus necesidades, ya que su vocabulario todavía es limitado, hay que ser paciente y ayudarlos a hacerse entender. 

 

Aunque parezca que ya es un mini adulto, el niño sigue necesitando sus rutinas de vida. Necesita afecto, consuelo y familiaridad.

 

 

El caracter de los niños no sólo depende de sus características innatas, sino que también influye en gran medida lo que observa y percibe en su ambiente familiar. Los chicos necesitan de buenos ejemplos en sus casas para poder imititar.

 

Fuente: El mundo de la mamá & bebé

 
 
Volver - mundomaterna.com


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas