Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 161

Facebook

Twitter AddThis

Seguridad para el Bebé

El bebé comienza a gatear y las precauciones aumentan en la misma medida en que él desarrolla sus habilidades motrices. Además, en este período suele llevarse todo a la boca, por lo que la higiene de la casa y la protección de los elementos son fundamentales. Consejos para el cuidado del bebé que gatea, que se para y camina.

A medida que el bebé crece y comienza a moverse, es necesario tener en cuenta varios aspectos que hacen  a su seguridad. Porque, un bebé que se desplaza -ya sea mediante el gateo o con sus primeros pasos- está sujeto a nuevos peligros. Y si bien algunos golpes y caídas son propios de sus movimientos, se pueden evitar otro tipo de accidentes. 

 

 

Por otra parte, conviene saber que no hay que menospreciar a los chicos. Tal vez uno crea que no llegan a determinado lugar pero, para sorpresa de los padres, se las ingenian para estar en el lugar más inaccesible. Justamente a partir de que gatean y hasta los 2 años y medio, aproximadamente, no es bueno dejarlos jugar solos. Prácticamente, necesitan la supervisión constante de un adulto. Por último, la clave de la seguridad pasa por la prevención y anticipación de los problemas.

 

 

 

Consejos a tener en cuenta para el bebé que gatea

 

 

 

En esta etapa, al bebé todo le llama la atención y se lleva cosas a la boca. Como no tiene noción de peligro -y no la tendrá, por lo menos, hasta los dos años y medio-, hay que despejar el camino para que no haya nada al alcance que pueda dañarlo. También puede resultar útil intentar ponerse, literalmente, a la altura del bebé y ser más consciente de los potenciales peligros.

 

Para eso se recomienda:

 

  • Tener los pisos limpios.
  • Vigilar que no hayan quedado objetos afilados, vidrios, pelusas, monedas, colillas de cigarrillo, fósforos o cualquier cosa en el piso que pueda provocar una intoxicación o atragantamiento.
  • No dejar bolsas de nylon a su alcance, son muy peligrosas porque se las ponen en la cabeza o las muerden y pueden asfixiarse. 
  • Poner protectores de enchufe en todas los toma corrientes que estén a su alcance.
  • No dejar colgando los cables de artefactos eléctricos para que el bebé no los agarre y se le caigan encima. 
  • No dejar que un mantel cuelgue, porque el bebé puede tomar la punta y tirar las cosas que están sobre la mesa, y así, lastimarse.
  • Evitar los bordes afilados de mesas. En el caso de que las mesas tengan puntas filosas, poner protectores de puntas. Suelen ser de goma o plástico y redondean los ángulos de la mesa.
  • Ya que el bebé no comprende del todo el “no”, conviene sacar adornos que pueda romper.
  • Si hay escaleras, colocar barandas que no le permitan bajar o subir solo.
  • No hay que guardar productos de limpieza debajo de la pileta de la cocina, salvo que el mueble tenga una cerradura a prueba de niños.
  • No dejar restos de bebidas alcohólicas al alcance de los bebés y niños. Basta una pequeña cantidad para intoxicar a un bebé.
  • Guardar todos los medicamentos fuera del alcance del bebé.
  • Proteger balcones y ventanas con protectores especiales. Pueden ser enrejados de hierro o de fibra de nylon resistente.

Consejos para cuando el bebé ya se para y camina:

 

  • En esta etapa, las recomendaciones son las mismas que para cuando el bebé gatea, pero se le agregan otras porque amplía su radio de alcance, llega más lejos y surgen nuevos peligros.
  • No dejar dentro de la cuna juguetes o peluches que atraigan al bebé y pueda treparse desde afuera para alcanzarlos.
  • Recordar que los barrotes de la cuna deben tener una distancia aproximada de 6 centímetros. Las barandas deben ser altas para que no se tire. No necesita almohada.
  • Los muebles de la habitación o ambiente dónde el bebé circule deben ser firmes porque él los usará como apoyo para pararse.

 

Prevención de quemaduras:

 

  • Al cocinar, usar las hornallas del fondo y dejar siempre el asa de cacerolas, ollas y sartenes hacia adentro.
  • En caso de tener calefón o termotanque, asegurar que la canilla de apertura no esté a su alcance. Si lo está, regular la temperatura para que, en caso de abrirla, no se queme.
  • Nunca tratar de secar la ropa arriba de un calefactor a gas, aunque sea de tiro balanceado. 
  • Si se acostumbra usar velas, colocarlas en candeleros estables y sobre una superficie que no sea inflamable. No dejarlas encendidas toda la noche ni al salir de la casa.
  • No calentar una cacerola o sartén llenas hasta el borde de aceite o manteca.
  • No permitir que los recipientes se calienten hasta que humeen, ya que el contenido puede derramarse en la hornalla y provocar un incendio.
  • Si la casa tiene chimenea y se usa en invierno, poner chispero, alejar alfombras, usar ropa de cama y juguetes resistentes al fuego o de combustión lenta.
  • Si se va a trasladar agua caliente, alejar al bebé del paso.
  • No freír ni revolver ollas con el bebé en brazos.

 

Prevención en piletas y lugares con agua:

 

  • Evitar el acceso a todo lugar con agua. Los bebés y niños se pueden ahogar en pocos centímetros.
  • Las piletas deben estar cercadas con rejas cuyos barrotes deben estar a una distancia máxima de 10 centímetros.
  • No dejar nada flotando en la pileta, para que el bebé no se sienta tentado a buscarlo.
  • Nunca dejarlo solo.
  • No distraerse.
  • No permitir que niños más grandes cuiden al bebé en la pileta. Tampoco dejar que se zambullan fuerte en la pileta ni que corran por el borde de la misma.
  • Dejar las sillas de jardín lo más alejadas de la pileta para que el  bebé o niño pequeño no las use para treparse y pasar al otro lado. 

Prevención en el uso de la sillita para comer:

 

  • Cerciorarse de su firmeza para que no se voltee.
  • Debe tener cinturón de seguridad.
  • No dejar al bebé solo ni permitir que se pare en ella. 

Prevención de asfixias:

 

 

Según estadísticas de los Estados Unidos, las asfixias son la cuarta causa de muerte accidental de niños menores de 5 años. Por suerte, si se toman en cuenta las siguientes pautas, pueden prevenirse:

 

  • Evitar los alimentos que puedan causar asfixia. Ejemplos: uvas enteras, maní y frutas secas, caramelos duros y zanahorias crudas, entre otras cosas.
  • Tratar de que el bebé coma sentado y derecho.
  • No permitir que camine si tiene algo en la boca.
  • Cerciorarse que los juguetes sean seguros. (Los juguetes seguros son aquellos suaves, lavables, rellenos con materiales a prueba de fuego, sin piezas sueltas, como ojos o botones. Si los juguetes se desarman, sus piezas no deben medir menos de 4,5 cm. Si son más pequeñas se corre el riesgo de que el niño se atragante).
  • No usar juguetes que tengan cuerdas, sujetadores, botones o fragmentos de pintura.
  • Evitar los globos de látex y las pelotas pequeñas.
  • Revisar que la ropa del bebé no tenga cordones o cintas sueltas, ni nada que pueda enrollarse en los deditos de las manos o pies.
  • Evitar usar ropa con cordones que puedan quedar atrapados en las puertas de los automóviles o en piezas de los juguetes, por ejemplo, las ruedas de las bicicletas.
  • Vigilar el estado de los chupetes. Si se desarma, tirarlo a la basura.
  • No usar la tetina de la mamadera como chupete.

 

Qué hacer sí está atorado:

 

 

Sentarse, colocarlo boca abajo sobre los muslos, sostener con un brazo y con el otro, dar palmadas rápidas y enérgicas entre los omóplatos. Si no hay respuesta del bebé, llamar urgentemente a la ambulancia, pero seguir con esta técnica. De todos modos ante la duda, lo más recomendable es consultarlo previamente con el pediatra para conocer qué criterio tiene sobre el tema y poder actuar con mayor tranquilidad en un momento de crisis.

 

Golpes y Caídas:

 

 

Si bien algunos golpes y caídas son inevitables, otros pueden prevenirse:

  • No dejar al bebé solo en mesas, camas, cambiadores.
  • Proteger balcones y ventanas.
  • Poner puertitas en la bajada y subida de la escalera.
  • Evitar los andadores. Si se los usa, debe ser con supervisión constante de los adultos.

 

Botiquín de Primeros Auxilios para Bebés y Niños

 

 

Recomendaciones Generales:

 

  • Debe estar en un lugar seguro, lejos del alcance de los niños para evitar accidentes.
  • Se recomienda colocarlo en un lugar seco evitando el baño y la cocina ya que la humedad puede afectar a los medicamentos.
  • Es necesario que el botiquín presente una lista pegada y actualizada en el frente para conocer qué remedios y elementos hay.
  • Actualizar la lista como mínimo dos veces al año.
  • Rotular los medicamentos y su fecha de vencimiento.
  • Guardar los prospectos de cada medicamento para conocer contraindicaciones y reacciones adversas.
  • Evitar la automedicación.

Elementos del Botiquín:

 

  • Dos termómetros (oral y rectal).
  • Cinta adhesiva. 
  • Pinzas de depilar.
  • Jabón líquido desinfectante.
  • Gasas esterilizadas de varios tamaños.
  • Gasas con furacina para quemaduras.
  • Frasco de alcohol 90º.
  • Vendas.
  • Agua oxigenada. 
  • Paquete de algodón.
  • Tijera pequeña de hojas finas.
  • Jeringas para administración de medicamentos líquidos vía oral.
  • Apósitos protectores adhesivos.

 

Remedios:

 

  • Analgésicos del tipo indicado por el profesional en las pautas preventivas.
  • Antihistamínicos (antialérgicos) en gotas o jarabes para alergias leves.
  • Lociones con acción antialérgica para picaduras.
  • Solución fisiológica para nebulización.
  • Repelentes contra insectos.
  • Peine Fino de Metal para pediculosis.
  • Protección solar FPS 15 o mayor en niños y 30 o superior en bebés.
  • En caso de cuadros crónicos específicos, como diabetes o asma, entre otros, se deben agregar otros medicamentos que recomendará el médico.
 

 

 

 Nota supervisada por el Equipo Médico de Mamashelp.

 

Listado de Teléfonos en Caso de Emergencia

·         Bomberos

100

·         División Central de Alarmas

4304-2222/4381-2222

4383-2222/4951-2222

·         Central de Policía

101

4370-5800/6600

4346-7000/4809-6100

·         Comando Radioeléctrico

4370-5911

·         Defensa Civil

103

4956-2068/2106/2110

·         Emergencia Ambiental

105

4348-8200

·         Emergencias Médicas

107

·         Centro de Toxicología

4962-2247/6666

·         Centro Nacional de Intoxicaciones

0800-333-0160

4658-7777/4658-3001/4654-6648

·         Hospital de Quemados

4923-4082/4923-3022 al 25

·         SAME Urgencias

4923-1051 al 59

·         Servicio de Toxicología Hospital Pedro Elizalde

4300-2115

·         Urgencias Médicas

132

·         Dirección Gral. De la Mujer

4393-6464

 

Volver - mundomaterna.com


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas