Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 60

Facebook

Twitter AddThis

El desarrollo intrauterino de tu bebé

A través de estos fascinantes videos verás el desarrollo del bebé desde la fecundación al nacimiento.

Además, aprenderás muchas curiosidades asombrosas sobre la gestación del nuevo ser. ¡¡No te los pierdas!!

En el momento de la fecundación se pronostica gran parte del futuro del niño. Cada gen es responsable de un rasgo específico y único  que determinará el carácter, los gustos e incluso la vulnerabilidad del bebé a enfermarse.

El nivel sanguineo de la madre aumenta en un 50% para asumir la demanda de oxígeno del bebé que crece en su interior. A las 3 semanas el embrión cuenta con un conato de sistema nervioso y un corazón.

El bebé se alimenta a través de la placenta. Su cerebro aún no controla los movimientos; estos son espasmos involuntarios. El corazón del feto late a 157 pulsaciones por segundo. 



A las 11 semanas el feto mueve las piernas por impulso. Aumentó 5 veces su tamaño en 5 semanas, ya se han formado todos los elementos de un bebé humano y apenas mide 7 cm.

A las 12 semanas aún no se distinguen bien los genitales. A las 16 semanas el bebé es sensible al tacto, mide unos 12 cms y su cerebro asume el control de todo el cuerpo. Reflejo de pulsión. A las 18 semanas: traga líquido amniótico. Se distinguen las huellas tactilares y el feto alcanza los 18 cms.

A las 24 semanas el feto tiene el tamaño de la mano de su padre. Sus sentidos ya están maduros y el cerebro interpreta la recarga de sensaciones. Distingue sabores en el líquido amniótico que traga constantemente. Aparece el reflejo del parpadeo. A las 25 semanas le crecen las pestañas.

El oido del niño está desarrollado y el bebé escucha sus pulsaciones, la música, los ruidos fuertes del exterior y los murmullos. Desarrolla el sentido del dolor. A las 26 semanas el bebé está alerto a todo lo que puede pasar y desarrolla el reflejo de succión y tragar.

Los efectos del estrés de la madre pueden afectar al desarrollo del bebé porque la fuerte presión sanguinea de la madre pasa al feto a través de la placenta. Se terminan de desarrollar los pulmones. El bebé tiene hipo, pero no emite ruido porque sus pulmones no tienen aire.

Entre las  28  y las 30 semanas el bebé gana peso, su sistema nervioso está desarrollado y el cerebro por primera vez generará un recuerdo. La música estimula al niño, puede recordar ritmos repetidos y se familiariza con la voz de la madre. 

A las 33 semanas la madre está atenta a las primeras contracciones. El pulmón del bebé genera una secreción que altera el liquido amniótico de la placenta reduciendo la emisión de progesterona. Cuando el niño nace el líquido amniótico de sus pulmones se seca y estos se llenan de aire. 

 

Volver - mundomaterna.com


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas