Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 3

Facebook

Twitter AddThis

Aquagym: Mamás activas durante el verano

Durante el verano, algunas embarazadas encuentran ideal mantenerse activas a través de la natación o el aquagym, actividades físicas que, al realizarse en el agua, las ayudan a sentirse más livianas y seguras, sobretodo a aquellas que transitan el segundo y tercer trimestre.

Realizar actividades físicas en el agua durante el verano posibilita a la embarazada experimentar una sensación de frescura, y lograr desplazamientos más amplios debido a la sensación de liviandad que experimenta. Al ser los movimientos más libres, los ejercicios se llevan a cabo de manera menos exigida y la futura mamá siente menos cansancio y pesadez al hacerlos.

 

Aprovechando la resistencia que el agua provee, se pueden realizar caminatas de intensidad moderada, práctica que permite ejercitar los grupos musculares de los miembros superiores e inferiores, debiendo ser los nados modificados y adaptados según el período de embarazo y estado físico de la embarazada, por parte de un profesional.

 

La práctica de natación o aquagym de manera regular es altamente recomendable para los últimos trimestres del embarazo, para los embarazos múltiples o si durante el período de gestación se produjo un excesivo aumento de peso.

 

A través de cualquiera de las dos actividades acuáticas durante el verano, la embarazada optimizará su capacidad aeróbica y su condición cardiorespiratoria, aplicando técnicas de respiración, y mejorará su circulación sanguínea. Asimismo, la futura mamá aliviará y prevendrá dolores musculares, especialmente de la columna vertebral .

 

En tanto, la temperatura agradable del agua facilita la flexibilidad de los músculos, ya que este medio les permite relajarse de manera óptima, reduciendo al mínimo los riesgos de lesiones en la embarazada.

 

Asimismo, logrará un estado de significativa relajación, debido al efecto sedante que produce el agua, transmitiéndole a su bebé serenidad y disminuyendo su nivel de ansiedad y stress.

 

Por otro lado, algunas embarazadas encuentran en la práctica de natación y aquagym durante el verano maneras distintas de conectarse con su bebé, con ellas mismas, y con sus pares. Al ser las clases programadas en grupos reducidos, se promueve la interacción entre pares, en un clima de total contención y distensión.

 

 

 

Prof. Mariela Villar (UNLP)

Directora de Espacio Activo- Embarazo Activo

www.eactivo.com.ar

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas