Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 1

Facebook

Twitter AddThis

Embarazadas activas desafían las bajas temperaturas

Durante el invierno, las futuras mamás, que continúan manteniéndose en forma mediante la práctica de actividad física, suelen desatender algunos cuidados que se deben tomar debido a las características propias de esta estación. Es necesario tener en cuenta algunas consideraciones para evitar ciertos malestares y/o afecciones.

Cada vez hay más indicios del efecto benéfico que tiene la actividad física para la salud,  y la calidad de la vida de las embarazadas, ya sea que transiten el primer, el segundo o el último trimestre. Si ya tenían el hábito de hacer gimnasia antes del embarazo, pueden continuar con la actividad, cualquiera sea la época del año, pero con prácticas y ejercicios específicos, que cuenten con el seguimiento de un profesor en Educación Física, y tomando ciertas precauciones por las bajas temperaturas que suelen registrarse durante otoño-invierno.

 

Previo apto médico, lo importante, al elegir qué actividad física realizar, es no sobreexigir al cuerpo, es decir, llevarla adelante de manera constante, pero moderadamente. La actividad física para embarazadas está basada en la respiración, el desarrollo de la flexibilidad y el cuidado de las zonas del cuerpo más vulnerables a los cambios del embarazo, tales como la columna vertebral, el sistema circulatorio, el piso pelviano, y las articulaciones de las piernas .

 

Durante los meses de baja temperatura, es conveniente realizar actividad física, acondicionadas con ropa cómoda y abrigada, y con el cabello seco. Si se opta por realizar prácticas al aire libre, se elegirán determinadas franjas horarias. De esta manera, se podrá evitar la inflamación de la mucosa de los senos paranasales  -sinusitis- y/o contraer estados gripales.

 

Por otro lado, es importante que la futura mamá no se olvide de hidratarse adecuadamente, antes, durante y después de cada clase. En invierno, es frecuente olvidarse de tomar suficiente agua. De esta forma, evitará la inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria llamada cistitis.

 

Conjuntamente con estos recaudos es importante llevar adelante una dieta balanceada durante el embarazo, eligiendo alimentos más nutritivos y platos más calientes, durante las comidas diarias, que harán que se sienta aún mejor, en estos meses de frío.

 

Prof.Mariela Villar (UNLP)

Directora de Espacio Activo- Embarazo Activo

www.eactivo.com.ar

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas