Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 3

Facebook

Twitter AddThis

El Primer Parto: Recuerdos Imborrables

Muchas embarazadas, sobre todo las que están próximas a dar a luz, suelen verse abrumadas por relatos de partos ajenos. Casi todas las mujeres que se les acercan quieren contarles cómo fueron sus propias experiencias.

Esta costumbre muestra un hecho contundente: traer una vida al mundo es un acontecimiento muy fuerte, una buena noticia que se necesita propagar, aún cuando hayan pasado varios años del suceso.

 

 

 

Además, si bien todos los partos son distintos, emocionantes y cada hijo llega al mundo en circunstancias diferentes, el primer parto tiene sus particularidades.

 

 

Gracias a él, por primera vez una mujer se convierte en madre; un hombre, en padre; unos padres en abuelos y unos hermanos, en tíos.

 

 

Esa mujer que va a ser madre es como una hoja en blanco. No tiene nada con qué comparar, ninguna experiencia anterior, no sabe cómo son los dolores, qué le va  suceder paso por paso. Y a pesar de toda la información que haya recibido en el curso de psicoprofilaxis, sólo tiene conocimientos teóricos o supuestos que aplicará cuando llegue la hora de la verdad. Los sentimientos que experimente serán únicos y los recordará  durante toda la vida.

 

 

El primer parto marca un antes y un después. Un hito inigualable. Una mujer entra por una puerta y sale por la misma pero en un estado diferente: ahora es madre, tiene bajo su responsabilidad a un niño pequeño e indefenso. Y esa sensación de cuidado y protección durará toda la vida.

 

 

"Existen pocos acontecimientos que combinen de igual modo las agonizantes sensaciones de dolor físico, tensión emocional y extrema vulnerabilidad con los peligros de posible daño al organismo o de una intervención quirúrgica seria. Todo eso ocurre en un sólo día", dicen Penny Smirkin junto con Janet Whalley y Ann Keppler en su libro "Pregnancy, Childbirth and the Newborn: The Complete Guide" (Embarazo, Parto y el Recién Nacido: La Guía Completa, Simon & Schuster Adult Publishing Group, 2001. No está disponible en castellano).

 

 

Smirkin asegura que la gran mayoría de las mujeres recuerda su primer parto -y los otros también- claramente y con emoción. Y todas desean contar cómo fue.

 

 

Incluso comenta que, hace unos años, en los Estados Unidos, un grupo de investigadores decidió estudiar la memoria a largo plazo de primerizas que tomaron clases de instrucción para el parto entre 1969 y 1974: "Ellas accedieron a explorar con qué exactitud recordarían la experiencia de su primer parto en el futuro y qué impacto tendría esta experiencia sobre sus vidas".Smirkin explica que en esa época las mujeres, de acuerdo con instrucciones del curso, describían por escrito sus experiencias durante el parto y luego se las entregaban a sus instructoras. Unos 20 años después se les pidió que rescribieran las impresiones del primer parto.

 

 

Los investigadores compararon las versiones originales con las más recientes para determinar el nivel de acierto de la memoria de estas mujeres.

 

 

"Descubrieron que cada una recordaba muy bien lo que había pasado y cómo se había sentido y que las dos narraciones se parecían mucho entre sí, pese a los años transcurridos entre una y otra. Recordaban el preciso momento del nacimiento y las emociones experimentadas al ver y tener al bebé en brazos por primera vez. Olvidaban algunas cosas, pero recordaban pequeñas anécdotas personales. Por ejemplo, una se acordaba de cómo se le había roto la bolsa en el living de su casa y cómo su marido había retado al perro pensando que era él quien había mojado la alfombra. Otra recordaba haberse quedado absorta mirando una bolsita de papel que estaba pegada con cinta adhesiva en la mesita de luz del cuarto del hospital y 20 años después podía recordar el estampado de flores azules que decoraba la bolsa. Todas recordaban detalles de cómo empezó el parto, la llegada al hospital, el trato positivo o negativo de médicos y enfermeras", relata en su libro Smirkin.

 

 

Prácticamente no hay dudas: el primer parto es una experiencia intensa. María Castro, por ejemplo, lo recuerda a la perfección, a pesar de que pasaron ocho años. Incluso tiene grabado en su memoria los rostros de algunas compañeras del curso de psicoprofilaxis. Lo mismo les sucede a Inés Vallejos y Juana Vecar. Y si uno preguntara al universo de madres, la respuesta sería casi unánime: todas recuerdan sus partos.

 

 

Cabe aclarar que las emociones del primer parto también están presentes en los siguientes. Pero la mamá ya tiene experiencia y, si bien siente miedo, se trata de un temor no a lo desconocido sino todo lo contrario, sobre todo si no tuvo un buen parto anterior. A veces, experimenta pena y tristeza por dejar a sus otros hijos en casa. En otras ocasiones, vive cierta angustia por no saber si será capaz de querer a este nuevo pequeño como quiere a sus otros hijos.

 

 

Sin embargo, ya se trate del primero o del segundo parto, los temores y las angustias suelen desaparecer "en el momento en que ese bebé, que abandona su mundo espacial, su abrigo acondicionado, para descender a nuestro planeta, entre adultos, sigue una serie de acontecimientos que se desarrollan como un sagrado ritual. El cuerpo entero de su mamá se proyecta hacia el bebé, sus manos toman posesión del niño, tiene lugar una enorme transferencia afectiva y se produce un espectacular desplazamiento de energía. Estamos en presencia del amor maternal en toda su grandeza", dice el neonatólogo Jorge Martínez en "El Increíble Mundo del Recién Nacido". 

 

 

La mamá se preparó nueve meses para ese acontecimiento y el primer contacto con el bebé también deja, al igual que el primer parto, una huella imborrable en la memoria de esa madre que ve a su hijo por primera vez.

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas