Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 16

Facebook

Twitter AddThis

Parto vertical

En una determinada fase del parto, el instinto de la mujer le indica que necesita realiza movimiento rotatorios. Es importante que ella tenga libertad de movimiento ya que su cerebro primitivo la guiará para adoptar la posición fisiológica que su cuerpo pide.

 

 

Los movimientos de la madre facilitan que el feto rote y se posicione y así avanzar en el canal del parto. Al bebé le resulta más fácil rotar en posición vertical, sobre una fracción de su cabeza, que en posición horizontal, porque está en contra de la fuerza de gravedad.

 

 

El parto en el que la mujer es libre para moverse y caminar durante las fases de dilatación y expulsión resulta más corto y causa menos alteraciones del ritmo cardíaco fetal y menos moldeamientos del cráneo del feto. El tiempo de dilatación de 4 a 10 centímetros en el caso del parto horizontal es un 50% más largo.

 

 

En la postura vertical, y sobre todo en cuclillas, los músculos que rodean la vagina se abren y de esta manera acorta el canal vaginal. La posición horizontal disminuye la circulación de la sangre en el resto del cuerpo. Un simple cambio de postura, por ejemplo, ponerse de costado, es suficiente para mejorar la circulación.

 

 

En la posición vertical, este problema no sucede, sino todo lo contrario. Al poder moverse libremente, la mujer tiende a adoptar la posición que menos entorpece la circulación.

 

 

Fuente: Partos Alternativos

Ediciones Lea
Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas