Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 6

Facebook

Twitter AddThis

Post Parto: Volver al Cuerpo de Antes

El nacimiento del bebé marca el inicio del proceso de recuperación física de la mamá. Si bien los ejercicios ayudan, la clave es ser paciente y respetar la evolución natural del organismo.

 

Después de nueve meses de espera, llega el trabajo de parto y, de un instante a otro, se hace presente el bebé. El embarazo, entonces, se convierte en una etapa cerrada. Los cambios físicos experimentados durante ese período, sin embargo, no desaparecen con la misma velocidad. Los órganos y los tejidos deben volver a su lugar. El cuerpo tiene que recuperar su forma anterior. Los kilos de más esperan a ser eliminados. Todo este proceso puede durar tanto o más que el tiempo de gestación en sí. Lo importante, entonces, es hacer la recuperación física con cautela y paciencia.

 

Como señala la obstétrica Silvana López Zavaleta , el período de 45 días posterior al nacimiento del bebé lleva el nombre de puerperio. Durante esas semanas, la mayoría de los especialistas desaconseja la práctica de ejercicio. “Es conveniente esperar a que el obstetra dé el alta antes de empezar a hacer cualquier tipo de actividad física, tanto después de un parto vaginal, como de una cesárea”, recomienda López Zavaleta.

 

No obstante, existen otras maneras en las que las madres pueden empezar a atender a su cuerpo en vías de recuperación, sin descuidar al bebé. Una buena alimentación, grandes cantidades de líquido y un buen descanso son recursos efectivos que no implican desgaste físico y contribuyen a que se reacomode el organismo. Además, son beneficiosos para la producción de leche al momento de amamantar. La lactancia, a su vez, es un gran acelerador de la recuperación física.

 

“Salí del sanatorio con 10 kilos de más. No veía la hora de empezar a hacer gimnasia, pero mi médico me aconsejó que esperara. Pensé que nunca iba a sacarme ese exceso de peso de encima, pero la lactancia hizo milagros. Antes de retomar el ejercicio, ya había perdido 8 kilos”, relata Ana, mamá de Jazmín (8 meses).

 

Una vez que el obstetra da el alta, hay que verificar con él si ya se puede iniciar la actividad física. Existen algunos ejercicios localizados que pueden ayudar a recuperar la destreza y la forma del cuerpo, tales como abdominales y ejercicios para la fuerza de brazos. La elección de qué tipo de actividad realizar depende en gran medida de los hábitos de actividad corporal previos de la mamá, de su disponibilidad horaria y de presupuesto, de sus gustos personales y de la oferta de actividades en la zona en donde viva. Las guías barriales, las recomendaciones de conocidos, los clubes y las amigas en la misma situación suelen ser buenas fuentes de recomendación a la hora de elegir qué actividad física comenzar a realizar luego del nacimiento del bebé.

 

Si bien el cuerpo ya puede estar apto para ser sometido a ejercicios, es importante que la madre también esté preparada emocionalmente para comenzar a realizarlos.  “El embarazo provoca un desequilibrio hormonal que debe volver a establecerse. Esa inestabilidad repercute en el estado de ánimo de la mamá. Si no tiene ganas de hacer ejercicios o está adaptándose a la nueva rutina con el bebé, no debe forzarse. El cuerpo, tarde o temprano, vuelve a la normalidad de todos modos", asegura Zavaleta.

 

Una buena recuperación física después del parto puede ser motivo de satisfacción y de incremento de la  autoestima en la mamá. Durante ese período, sin embargo, el foco de atención es el bienestar del bebé. Si el recién nacido está contenido y crece saludablemente, seguramente la mamá podrá ir sumando nuevas actividades a su rutina, con alegría y naturalidad.

 

 

Volver - mundomaterna.com


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas