Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 1

Facebook

Twitter AddThis

Evitar la aparición de anemia durante el embarazo

El hierro es un mineral indispensable para el ser humano, ya que una de sus funciones principales es transportar oxígeno a los tejidos como componente de la hemoglobina en los glóbulos rojos de la sangre.

 



Durante el embarazo, los requerimientos de hierro aumentan de manera importante, ya que se necesitan aproximadamente 1,000mg de hierro adicionales debido al aumento en la producción de glóbulos rojos, el desarrollo del feto y a las pérdidas durante el parto.

 

 

La mayoría de veces, los depósitos de hierro de la madre no son suficientes para cubrir los requerimientos durante el embarazo, lo cual puede ocasionar la aparición de anemia ferropénica (trastorno que se caracteriza por una disminución en la concentración de hemoglobina en sangre, secundaria a la deficiencia de hierro).

 



La anemia aumenta dos a tres veces el riesgo de parto pre-término, bajo peso al nacer, poca tolerancia a la hemorragia durante el parto y riesgo de infecciones en el periodo post-parto. Dicha deficiencia no sólo afecta a la madre, sino también al feto, ya que una pobre ingesta de este mineral se asocia a una disminución en la producción de hemoglobina y por lo tanto, compromete la distribución de oxígeno al útero, placenta y al feto. La evidencia sugiere que ésta privación de oxígeno está asociada directamente a alteraciones en el desarrollo psicomotriz de los niños.

 


Para evitar la aparición de anemia durante el embarazo, es fundamental cubrir los requerimientos diarios de hierro a través de una dieta balanceada que incluya alimentos ricos en dicho mineral. Las principales fuentes de hierro son carnes rojas, vísceras, aves, pescado y yema de huevo. También podemos encontrarlo en fuentes vegetales como granos integrales, legumbres, cereales fortificados y vegetales como espinaca, brócoli y espárragos.

 

 

Así mismo, es importante que todas las mujeres embarazadas consuman un suplemento de 30mg/día durante el segundo y tercer trimestre, el cual es el periodo en el que las demandas de la madre y el feto son mayores, y por lo tanto la ingesta de hierro a través de la dieta no es suficiente. Se recomienda tomar el suplemento entre comidas y evitar bebidas como leche, café y té, ya que al consumirlos en conjunto disminuyen la absorción del mineral. 

 

 

 


Licda. Paola Calderón
Nutrición Clínica

Edificio Sixtino II
6ta. Avenida 9-40 zona 10
Ala 2, Nivel 4, Oficina 403
Tel: (502) 22789409
E-mail: licda.paolacalderon@gmail.com
           mpcalderon@ufm.edu

 

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas