Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 16

Facebook

Twitter AddThis

Segundo Embarazo: Todo lo que Hay que Saber

El segundo embarazo es una situación muy particular para la mujer. La futura mamá ya tiene experiencia y conocimientos, y por eso, menos temores. Pero, surgen necesidades y requerimientos propios de una mamá que ya tiene un pequeño en casa. Cómo prepararse para vivir el segundo embarazo de manera saludable y placentera.

 

 

 

 

Las demandas del hijo mayor que hay que criar, mimar, cuidar y atender  restan energías y tiempo para pensar en una y en el nuevo bebé. Es necesario conocer y tener en cuenta qué situaciones presenta el segundo embarazo, para poder vivirlo y disfrutarlo de la manera más completa y saludable.

 

Las dudas y consultas más frecuentes de las mamás que quieren embarcarse en un segundo embarazo, giran alrededor de tres aspectos:

 

  • Cuánto esperar:  el tiempo recomendable es de dos años como mínimo entre nacimiento y nacimiento, teniendo en cuenta las condiciones físicas de la mujer y el aspecto psicológico de la crianza del primer hijo.
  • Tipo de parto: en general, a un parto natural le sigue otro natural. Es posible que después de un primer parto natural, el segundo bebé llegue a través de una cesárea. También, y sólo en condiciones especiales, tras una cesárea es posible un segundo parto natural. Esto depende de las condiciones físicas de la mujer y si la primera cesárea fue con o sin trabajo de parto previo, porque caben riesgos de desgarro o ruptura de la cicatriz.  Sólo el obstetra puede evaluar si un parto natural es posible tras una cesárea previa.
  • Chequeos y Controles de rutina: son los mismos que se realizan durante el primer embarazo: examen clínico general, chequeo ginecológico al día y ecografías. También es necesario el control de anemia (suplementacion con hierro en casos necesarios) y la protección para la  rubéola (causante de malformaciones congénitas). Hay que prestar atención en la prevención de la toxoplasmosis, que se transmite a través de los gatos pero también de las carnes poco cocidas, las verduras mal lavadas y la manipulación de tierra. Al mismo tiempo, no se debe olvidar la necesidad de una suplementación de ácido fólico desde tres meses antes y durante el primer trimestre del embarazo como prevención de malformaciones del eje neurológico fetal. Siempre debe consultarse al médico, tanto por las dosis necesarias como para conocer los pasos a seguir para prevenir las enfermedades que pueden afectar al bebé.

 

 

 

 

Dra. Carolina Chabelski

Ginecóloga y Obstetra del Instituto Loria-CDR

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas