Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 136

Facebook

Twitter AddThis

Desarrollo del Bebé en el Tercer Trimestre: Listo para la Vida

Características físicas del bebé en este período. Cómo va cambiando durante el trimestre, semana por semana. La evolución de los sentidos.

 

 

Al enterarse de que está embarazada, una de las primeras cosas que a una madre le pasa es desear saber cuándo va a nacer su bebé. Si bien no se puede conocer con anticipación la fecha exacta, la mayoría de los niños llega al mundo entre los 266 y 294 días de gestación (es decir, entre semanas 38 y 42). Y justamente el último trimestre marca el momento en que el bebé está listo para la gran carrera hacia la vida exterior.

 

En su universo interno, el bebé flota en el líquido amniótico y, aunque desde el quinto mes escucha todos los ruidos interiores del cuerpo materno (incluso la repercusión de su voz), hacia el séptimo agudiza su capacidad auditiva y le llegan los sonidos del mundo exterior. Reconoce la voz de sus padres y su mamá se da cuenta de que reacciona ante estímulos sonoros porque se mueve más si, por ejemplo, hay música fuerte en una fiesta o en el cine.

 

A partir del séptimo mes también perfecciona un nuevo sentido: la vista. Abre y cierra los ojos y percibe, dentro del útero, una luz rojiza.

 

En los dos últimos meses aumenta unos 200 gramos por semana y desarrolla una capa protectora de grasa sobre la piel - llamada vérnix caseosa-, la cual le ayuda a estar más protegido al momento de nacer. El cordón umbilical se hace más fuerte y está rodeado de una sustancia gelatinosa que, en principio impide que se formen nudos en él.

 

Si bien el bebé se mueve desde la semana ocho, en el quinto mes sus movimientos son coordinados y deliberados. Se chupa el dedo, mueve el cordón con su cuerpito y hasta el séptimo mes tiene lugar para moverse y hacer piruetas. Pero a partir de ese momento, está más apretado y ocupa casi todo el espacio del útero. La cantidad de líquido aumenta y en el momento del parto, hay entre 0,5 y un litro y medio de esta sustancia. El bebé traga el líquido para que el canal alimentario realice sus funciones e incluso llega a tener hipo, el cual es percibido por la mamá.

 

Día a día, se va preparando para la gran prueba. En los últimos meses, los músculos del útero se contraen y relajan periódicamente, modifican las posiciones del bebé y lo ayudan a adquirir la más apropiada para el parto.

 

Al nacer, no es una página en blanco. Se calma cuando su mamá lo pone al pecho y le habla porque vuelve a escuchar su voz y los latidos que lo acompañaron a lo largo de las semanas. Le gusta que lo acunen, lo alcen y lo abracen. Llega al mundo con nueve meses de vida: con sus experiencias y recuerdos.

 

 

Cómo es semana a semana :

 

Semana 28:

Pesa unos 1200 gramos. Sus ojos están completamente formados. Tiene párpados que abre y cierra, cejas y pestañas y cabello en la cabeza. Mejora su tono muscular y reconoce la voz de sus padres.

 

Semana 29:

Su cabeza ya es proporcional al resto del cuerpo. Acumula grasa debajo de la piel, va madurando sus pulmones y sus ojos son sensibles a la luz.

 

Semana 30:

Pesa 1.300 gramos. Empieza a desaparecer el lanugo -pelo que cubre casi todo el cuerpo del bebé- y sólo tiene pelo en la cabeza y en las cejas. Le crecen las uñas de los pies. Su médula ósea produce glóbulos rojos.

 

Semanas 31-32 :

Está completamente formado. Pesa unos 1.800 gramos, sus 5 sentidos funcionan y lo único que le falta desarrollar del todo son los pulmones.

 

Semana 33:

El líquido amniótico alcanza su nivel más alto y en el momento del parto es de entre 0,5 y un litro y medio. El bebé sigue acumulando grasa para estar más protegido en el momento del parto. 

 

Semana 34:

El bebé desarrolla inmunidad para combatir infecciones y ya parece un recién nacido: abre los ojos si está despierto y los cierra cuando duerme.

 

Semana 35:

Pesa unos 2.500 gramos. Tiene poco espacio para moverse y ocupa casi todo el útero. Si es varón, los testículos comienzan a descender al escroto. La grasa de la piel también se presenta en los brazos y las piernas. La mayoría de los bebés rotan y se colocan en posición cefálica (cabeza abajo).

 

Semana 36-37:

Pesa casi 3 kilos, sólo faltan 4 semanas pero puede nacer en cualquier momento. La grasa se le distribuye a los codos y rodillas y se le forman pliegues en el cuello y las muñecas.

 

Semana 38 :

A partir de este momento, el bebé aumenta unos 30 gramos por día. Sus intestinos acumulan meconio que el bebé eliminará con los primeros movimientos intestinales.

 

Semana 39:

Prácticamente ha desparecido casi todo el lanugo. Apenas puede moverse y pesa unos 3.200 gramos.

 

Semana 40:

En términos generales, es la última semana de gestación. El peso promedio de un bebé es de 3,5 kilos y la talla, 50 centímetros. Las contracciones del útero lo van preparando para el parto.

 

 

Nota supervisada por el Equipo Médico de Mamashelp

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas