Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 6

Facebook

Twitter AddThis

El adiós a las nauseas

Los malestares del primer trimestre quedan atrás y las fatigas, en general, ya son parte del pasado. Sin embargo, algunas mujeres todavía las padecen en este período. Recomendaciones para sentirse mejor.  

A pesar de la inmensa alegría por la llegada de un hijo, a veces estar embarazada puede ser incómodo, sobre todo si se sufren fatigas o náuseas: ese revoltijo de estómago y la sensación de asco permanente que hace que los tres primeros meses pasen en cámara lenta.

 

Algunos piensan que sólo se trata de un aspecto psicológico de la mujer embarazada, y que no son reales. Sin embargo, las náuseas existen y son provocadas por cambios en el funcionamiento del aparato digestivo. Estos cambios se producen por la aparición de hormonas placentarias como la gonadotrofina coriónica y la progesterona, que hacen que el proceso digestivo sea  más lento y los alimentos permanezcan más tiempo en el estómago. También están relacionadas con un descenso del nivel de azúcar en la sangre.
Lo más común es padecerlas en el primer trimestre y suelen ser más frecuentes por la mañana, al despertar. Aunque, en realidad, pueden aparecer en cualquier momento del día.

 

Factores como el stress, las pastillas de hierro, la indigestión y los olores fuertes las agravan. También tienen un componente psicológico asociado a los miedos con respecto al parto, la salud del bebé, la responsabilidad de ser madre, entre otras cosas.

 

Además de náuseas, algunas futuras madres experimentan un rechazo hacia alimentos que antes comían con gusto o necesidad de ingerir otros que no figuraban en su dieta habitual. "No como nunca huevo", dice Juana Vecar. "Pero en mi último embarazo, moría por comer huevos", relata. Inés Vallejos comenta el caso contrario: "Me encanta el café. Sin embargo no puedo tomarlo cuando estoy embarazada", comenta.  


    
Por otra parte, no todas las embarazadas sufren fatigas. Victoria Keena, madre de tres hijos, por ejemplo cuenta que ni ella ni sus hermanas saben lo que es padecerlas. En cambio, Guillermina Lynch tenía tantas náuseas y vómitos que tuvo que ser internada. Es que sufrió la forma más aguda de este malestar denominado hiperémesis gravídica. El exceso de vómitos reduce el nivel de líquidos y minerales y disminuye  la tensión arterial haciendo necesaria la hospitalización para administrar líquidos vía endovenosa. 

 

Afortunadamente, las alteraciones digestivas van desapareciendo hacia el tercer mes. Las hormonas disminuyen por el propio desarrollo del embarazo y el cuerpo "se acostumbra" al nuevo estado. En algunos casos, las náuseas se extienden por más tiempo, pero lo más frecuente es que desaparezcan en el inicio del segundo trimestre.

 

Y precisamente para la mayoría de las embarazadas, el segundo trimestre marca una excelente etapa: los malestares estomacales dejaron de existir, la incipiente barriga ya se asoma, siente las primeras patadas del bebé, los demás notan su estado y se lo hacen saber de manera positiva, con comentarios halagadores y  está físicamente ágil y plena, esperando tranquila el momento -aún lejano- de que nazca su bebé.

 
Recomendaciones frente a las náuseas


• Comer poca cantidad de alimentos, pero de forma más seguida.


• Ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono como las pastas, patatas hervidas, pan, arroz y cereales.


• Evitar las comidas grasas y las que tengan olores fuertes.


• No fumar.


• Evitar los cítricos si la embarazada nota que no le sienten bien.


• Comer caramelos ácidos.


• Beber bebidas con glucosa o carbonatadas


• Antes de levantarse de la cama, tratar de comer algún alimento rico en hidratos de carbono, como galletas o tostadas y quedarse acostada unos 20 minutos más.


 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.
Mirna Dijo:
01/04/2011 06:19:43 p.m.

Yo no he experimentado vomitos, aunque si nauseas y asco a olores fuertes de comidas o lociones,y ningun otro sintoma mas, lo cual ha hecho que los sintomas fisicos del primer trimestre no hayan sido tan dificiles de superar, lo que si me molesto mucho fue el estado emocional mucha irritabilidad, depresion, y sueño

Mirna Dijo:
01/04/2011 06:19:34 p.m.

Yo no he experimentado vomitos, aunque si nauseas y asco a olores fuertes de comidas o lociones,y ningun otro sintoma mas, lo cual ha hecho que los sintomas fisicos del primer trimestre no hayan sido tan dificiles de superar, lo que si me molesto mucho fue el estado emocional mucha irritabilidad, depresion, y sueño


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas