Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 6

Facebook

Twitter AddThis

El sueño en la etapa final

A comienzos del tercer trimestre del embarazo se van terminando las noches de plácido sueño. Muchos estudios demuestran que la calidad del sueño durante el tercer trimestre es peor que nunca.

 Esto se debe a que el vientre ya está demasiado grande para acostarse cómodamente. Por eso se recomienda que a medida que la panza va alcanzando una mayor dimensión, es preciso que se duerma mejor en una posición más incorporada.

 

La razón por la cual la cantidad de sueño profundo en el último trimestre es reducida se debe a que se produce acidez estomacal, calambres en las piernas, el stress por la ansiedad, la necesidad de orinar frecuentemente y además se comienzan a sentir mas seguido las pataditas y los codazos del bebé, que la encontrarse en un espacio reducido se hacen sentir más y a veces incomodan a la mamá.

 

Para prevenir la acidez, no se debe comer grandes cantidades de comidas picantes, ácidas (como productos de tomate) o comidas fritas. Si la acidez es un problema, se puede dormir con la cabeza elevada sobre almohadas. Y por sobre todas las cosas se debe hacer  ejercicio para ayudarse a estar saludable, a mejorar la circulación y a reducir los calambres en las piernas.

 

Los obstetras recomiendan basarse en medidas higiénico-dietéticas: comer liviano a la noche y no acostarse inmediatamente, ya que el gran tamaño del vientre presiona el estómago y puede producir náuseas, se debe beber muchos líquidos durante el día, pero disminuirlos en las horas cercanas a acostarse.

 

El insomnio y ansiedad son síntomas clásicos en el último período del embarazo. Esta es una de las quejas más comunes que escuchan los obstetras. El problema es que las consecuencias de la falta de descanso nocturno se manifiestan durante el día: irritabilidad y cansancio que se acumulan en un cuerpo que a veces parece no resistir más.

 

Si la necesidad de descanso se torna imperiosa, el médico podrá recetar la solución según su criterio,cuidando que no se afecte al bebé ni a la mamá. Por eso es preciso que ante cualquier consulta se recurra al médico y no automedicarse, ya que esto puede traer problemas tanto a la madre como al pequeño.

 

A pesar de la ansiedad, el insomnio, la pesadez y la fatiga, también hay alegría, muchas expectativas y momentos lindos para compartir. En resumen, la última etapa del embarazo, si bien puede traer conflictos de sueño, fatiga. Etc. Se debe recordar que es la etapa final y en pocos días el bebe ya estará llegando a los brazos de la mamá y el papá.

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas