Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 7

Facebook

Twitter AddThis

Molestias del segundo trimestre

Si bien cada embarazo es diferente, muchas madres experimentan síntomas parecidos durante las distintas etapas del embarazo. Afortunadamente, el segundo trimestre suele ser el de menos cantidad de molestias. Se trata, sobre todo, del momento de prevenir o evitar algunos males.

El segundo trimestre del embarazo está caracterizado por la estabilidad y la adaptación. La madre ya siente la seguridad de que hay un ser en su interior, siente los movimientos del bebé (entre las semanas 16 y 20), que al principio se manifiestan como un aleteo suave. Los cambios que suceden a la madre durante todo el embarazo no se detendrán en este trimestre.

 


En el aspecto psicológico, algunas mujeres se preocupan por si su hijo nacerá bien o no, e incluso sueñan con su bebé ya nacido. No es raro que se produzca la búsqueda de figuras maternas, que suelen localizarse en la madre o en el marido, por una necesidad de la embarazada de sentirse protegida. A veces, aparecen los antojos, y algunos médicos los relacionan con la necesidad de sentir la atención de quienes rodean a la futura madre. Es un buen momento para comunicar las inquietudes y expresar los sentimientos al marido. En el nivel físico, en este trimestre suele aparecer de nuevo el deseo sexual, que había disminuido. Es un período caracterizado, en general, por una calma psicológica porque los principales malestares y temores han quedado atrás.

 


Por lo tanto, más que una etapa de preocupaciones es una de "ocupaciones", porque la mujer puede aprovechar esa calma para cuidar su cuerpo y prevenir otras dolencias que son propias, también, de este segundo trimestre.

 

 
Características del segundo trimestre

 
• Pueden aparecer varices debido a la presión que el útero ejerce sobre las venas. Si bien su aparición está condicionada a factores hereditarios, el embarazo es un disparador. Para evitarlas, hay que practicar ejercicio diariamente con caminatas suaves, sostener las piernas elevadas varios minutos diarios y tratar de no llevar una vida demasiado sedentaria, ni estar mucho tiempo de pie. Por supuesto, la actividad física estará supervisada por el médico de cada embarazada.

 


• Las estrías son otro de los males asociados al embarazo, aunque igualmente están vinculadas con la predisposición heredada. Aplicar diariamente una buena cantidad de emulsión, mientras se masajean las zonas más proclives (abdomen, piernas y senos) es una buena forma de evitar que se desarrollen.

 


• Es frecuente que en este período aparezcan calambres en las piernas. Se los ha asociado a la falta de algún mineral, pero en realidad no se conocen las causas precisas. Cuando ocurren son muy dolorosos, y pueden detenerse poniéndose de pie, presionando sobre el suelo. Después, un masaje ayudará a calmar el dolor.

 


• El dolor de espalda también puede presentarse hacia el final de este trimestre, debido a que el vientre ha crecido y comienza a fomentar que la embarazada se incline hacia atrás. Lo mejor es descansar recostándose un poco durante el día, si se puede. Si no, en el trabajo pueden realizarse algunos ejercicios para relajar la zona, rotando el tronco hacia ambos lados y "tirando" la pelvis hacia delante.

 


• Por último, el segundo trimestre es una buena oportunidad para empezar a conectarse con el momento del parto, por medio del curso de Preparación al parto. Lo ideal es hacerlo con la misma matrona o clínica con la que trabaja habitualmente el obstetra, pero si no existe esta alternativa, igualmente el curso puede aprovecharse como un tiempo para una misma y el bebé, un modo de comenzar a cultivar un vínculo que los hará más unidos cuando llegue el gran día del nacimiento. Y si se trata de un segundo o tercer bebé, también es buena idea frecuentar ese encuentro, para dedicarle al nuevo hijo su oportunidad de prepararse especialmente para él, mientras el embarazo sigue su camino para entrar en el tercer y último trimestre. Además, incluso para las madres más experimentadas, el curso es un lugar de encuentro con otras mamás que están viviendo lo mismo que ella, lo que es fuente de tranquilidad para cualquier embarazada.

 


 
Datos para tener en cuenta:

 
Nutrición:  Alimentarse con comidas equilibradas es esencial para la salud de la madre y la del bebé que está creciendo. Puede ser que el apetito aumente, pero se debe tratar de limitar la ingesta de dulces, ya que lo único que hacen es aumentar las calorías, pero no nutren. Es decir, son calorías vacías. Es bueno beber agua, ya que así se evitará la deshidratación. Eso sí, la mamá debe estar preparada para soportar unas casi constantes ganasde hacer pis, pero esto es totalmente normal.

 

 


Aumento de Peso: Es muy probable que el peso de la mamá se incremente al final del segundo trimestre. Esto es normal y no debe asustar, salvo que el médico diga que la mamá debe cuidarse especialmente con este tema. 

 


Ejercicios y actividades:  En líneas generales, se puede continuar haciendo ejercicios, pero con mucho cuidado. El centro de gravedad está cambiando, así que la mamá puede perder el equilibrio rápidamente. Nadar es uno de los mejores ejercicios que se pueden practicar durante el embarazo, ya que hace sentir ligera a la madre y es una actividad física de bajo impacto.

 


Algunos consejos: Para prevenir el dolor de espalda, la madre debe tratar de usar zapatos con tacón bajo, doblar las rodillas al levantar cosas, descansar lo suficiente y cuidar su postura y manera de ponerse de pie. Para prevenir venas varicosas y pies hinchados, tratar de no estar de pie por largos períodos y usar calcetines o medias largas con soporte (es decir, con más contenido de lycra). Para prevenir el cansancio y las dificultades a la hora de quedarse dormida, tratar de dormir de lado y colocar almohadas como apoyo para la espalda y abdomen. Descansar es muy importante, pero cuando el bebé empiece a crecer, se pondrá muy activo, lo cual puede hacer más difícil conciliar el sueño.


Como siempre, es indispensable consultar al médico ante cualquier molestia, si se experimenta mucha hinchazón, o si se tienen dolores fuertes de cabeza o si simplemente la madre cree que algo no anda bien y necesita la tranquilidad que solamente las palabras de su médico le pueden brindar.

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.
Evelyn Dijo:
08/10/2010 01:53:15 p.m.

Es bueno que tengan toda clase de informacion, me gusta mucho lo que pasa en el segundo trimestre es muy divertido y curioso


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas