Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 14

Facebook

Twitter AddThis

La Importancia del Curso de Preparación para el Parto

Prepararse para el momento del parto es una tarea que requiere tiempo. Conocer a la obstétrica y realizar ejercicios físicos y respiratorios ayudan a tener una mayor tranquilidad. La Preparación para el Parto.


SECCIÓN PARTO

  

 

El curso de Preparación para el Parto tiene una importancia fundamental en la preparación para el parto. Muchas futuras mamás comienzan asistiendo a cursos de gimnasia para embarazadas desde el primer trimestre, otras lo hacen en los últimos dos meses, pero todas quieren prepararse para ese gran momento –el parto- de la mejor forma.

 

 

 

“El curso de preparto significa la preparación psicofísica para el parto y tiene tanta importancia como el parto mismo”, explica Brígida Morgenroth, especialista en este tipo de instrucción. De esta preparación depende que la mamá conozca todas las instancias del trabajo de parto, cuál es la mejor forma de actuar para el bienestar de ella y del bebé y que esté preparada física y psicológicamente para la llegada de su hijo.

 

 

 

Por lo general, el trabajo se encara desde la dinámica grupal. Las futuras madres expresan sus dudas y temores y, en el transcurso de las distintas charlas, éstos se disipan. Las experiencias de otras mamás -que ya han tenido otros partos- o de mamás que acaban de parir, son las que muchas veces contestan los interrogantes de las que todavía esperan que llegue el momento del nacimiento.

 

 

 

“Las que van a tener su hijo tienen muchas inquietudes y mucha necesidad de contar qué les pasa”, explica Morgenroth. Las respuestas del grupo las acercan a las vivencias del parto y el puerperio -la etapa posterior al parto, que dura alrededor de seis semanas-.

 

 

 

La especialista afirma que estas charlas son clave para animar a la mamá a que sea protagonista de su parto. “Cuando la mamá tiene temor, puede sentir el parto como una amenaza”, cuenta Morgenroth. “Por eso, en el desarrollo del curso ella logra tomar conciencia de su protagonismo y llega a una compenetración profunda de su tarea de colaboración y de adaptación para lograr una mayor apertura y acompañar ese proceso natural, aliviar el dolor y ayudar al bebé oxigenándose para que él también sufra mucho menos”, agrega.

 

 

 

Muchas multíparas también asisten a los cursos, ya que todos los partos son distintos y es bueno que las mamás estén abiertas y predispuestas para ese parto que van a tener, sentir cuáles son las respuestas que ese momento requiere y estar preparadas para eso.

 

 

 

“También hay que prepararse para la cesárea, vivirla de la mejor forma y sentir cierto protagonismo”, aconseja Morgenroth. Esto es importante para que la mamá pueda conectarse enseguida con el bebé.

 

 

 

Para Aixa Ezcurra, psicóloga y coordinadora de cursos de Preparación para el Parto junto a Morgenroth, cuenta “lo encaramos no sólo desde el punto de vista de la información que puede ofrecerse durante su transcurso, sino y sobre todo, sobre lo viviencial del parto y la relación madre- bebé”. En el curso de psicoprofilaxis se trabaja con una gran diversidad de ideas,  posturas personales acerca del parto, del dolor de parto y su significación. “Tratamos en grupo de escucharlas y de que se escuchen entre ellas, logrando de este modo acercar a las madres a la posibilidad de vivenciar su parto de una manera natural”, explica.

 

 

 

Según Ezcurra, muchos prejuicios e ideas erróneas acerca del dolor de parto alejan a las madres de una experiencia que es muy rica para ellas, para su marido y para su bebé. “Esta suerte de modificación de prejuicios que se va produciendo en la interacción con otras madres genera una mayor confianza en la capacidad de dar a luz que tenemos todas las mujeres”, dice Ezcurra. Así, la madre logra "hacerse cargo" del dolor de parto y acompañar cada contracción sin oponer resistencia y sigue al cuerpo en este proceso de dar a luz mientras oxigena al bebé muy bien durante las largas horas del período de dilatación. Como esto requiere de cierto entrenamiento, en el curso se practica sistemáticamente la relajación y respiración profundas.

 

 

 

 

 

Los principales temores que se despejan corresponden a la manera de responder al dolor de parto, a cómo se van a arreglar cuando hay hijos mayores o a la manera en que van a volver a trabajar cuando todavía dan la teta. El padre, por lo general, acude a los cursos alrededor de 4 ó 5 veces en el transcurso de los últimos dos meses de embarazo.

 

 

 

 

 

Finalmente, Morgenroth destaca que no hay dos partos iguales. “Como es una instancia muy creativa, única, eso hace que la actitud profunda de la mamá durante esas horas sea tan importante”, dice Morgenroth. “En el curso de la preparación se van convenciendo del valor de su actitud en el parto, se sienten fortalecidas y están ansiosas de que llegue ese momento”, concluye.

 

 

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.
Brenda Dijo:
22/04/2010 01:00:16 p.m.

Hola gracias por toda la información que nos brindan, me gustaria saber donde encontrar algún lugar para cursos de parto la verdad me interesa mucho es mi primer bb. Gracias.

Wendy Dijo:
15/04/2010 01:47:09 a.m.

hOLA!
Tienen alguna lista de los lugares donde se imparten estos cursos? Vivo en la zona 15 y me interesa mucho participar en uno.
Gracias


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas