Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 2

Facebook

Twitter AddThis

No me Siento Atractiva

Hay mujeres a las que el aspecto estético ni siquiera les preocupa inmediatamente después del parto. El bebé trae consigo intereses más inmediatos y hermosos. Pero, tarde o temprano, llegará el momento en que, de cara al espejo, la mamá piense: ¿Esta soy yo? Cómo lograr una recuperación sana y feliz.

 

 

 

Con el bebé en casa, apenas se cruza la necesidad de renovar un corte de pelo o arreglarse las uñas como antes... Pero cuando llega el momento en que, finalmente, la atención vuelve unos minutos a sí misma, la mujer se mira al espejo y casi no se reconoce. Micaela lo vivió así: “Cuando vi mi ropa de un año antes y mis cosméticos en el armario, pensé ¿dónde estuve todo este tiempo? Parecía que hubieran pasado años desde el comienzo de mi embarazo.”

 

No es un buen punto de partida buscar en el cristal la imagen de la mujer anterior al embarazo, la perfecta compañera de salidas en pareja o la que alcanzaba en minutos la perfecta imagen laboral. En cambio, habrá que hacer un esfuerzo por integrar las etapas con todas sus transiciones, necesarias y buenas, y sobre todo, no pretender volver al estado inicial como si el embarazo no hubiera tenido lugar. “Siempre valoré los rollitos y curvas que me quedaban después de cada parto”, cuenta Mercedes, mamá de dos varones, y añade, segura: “Los consideraba un trofeo, un símbolo de mi maternidad, de la que me siento orgullosa.” Pero cuando las demandas sociales –o conyugales- se sienten como una presión, o es una misma quien añora volver a cuidar su estética personal, es más factible que la reciente mamá desee “volver” al estado perdido. Para la mayoría de las mujeres hay una relación entre verse bien y sentirse bien.

 

Para empezar, hay que tener claro que es cuestión de tiempo; y ese tiempo es una inversión hecha por el futuro del bebé. No sólo eso: probablemente las estrías y las adiposidades están ahí por él, que en este momento es lo más importante. Ese mismo proceso de dar de mamar va reduciendo las grasas acumuladas en el cuerpo de la mamá justamente con el fin de alimentar mejor al recién nacido (otro beneficio más de los múltiples que otorga la lactancia materna).

 

Ya que el tiempo es escaso y el bebé siempre marca la prioridad, no es fácil que la mamá encuentre un tiempo para hacer ejercicios sola; por eso, un buen consejo es buscar un grupo o una amiga con quien compartir la iniciativa. Una caminata puede ser suficiente para empezar. En este punto, vale también lo que se decía antes sobre tener paciencia, darse un tiempo y no pretender que la diferencia actual con el embarazo es que el bebé está ahora fuera de la panza. Muchos cambios han ocurrido en todos los niveles –físicos, emocionales, hormonales-, pero los más notorios serán los cambios en las necesidades y prioridades actuales. De modo que compararse con las “solteras” que siguen ahí, en el gimnasio, sólo servirá para torturarse. ¿Cómo salir de ese ciclo de angustia? Revalorizando lo propio, las ganancias obtenidas en las vivencias del embarazo y la maternidad, y considerando que el nuevo cuerpo es una de esas herencias valiosas.

 

Sin embargo, algunos consejos podrán ayudar para ir ganando tiempo y lograr que una mejor apariencia devuelva a la cansada mamá un estado de ánimo más positivo sobre sí misma:

 

  • Aprovechar la moda “informal”, usando remeras de algodón cómodas y amplias, pero a las que puede darse un toque de diseño moderno con algún bordado de brillos, por ejemplo.
  • No dejar afuera el maquillaje. Si no se está acostumbrada, puede incluso llegar a ser divertido probar colores. Salir con los labios pintados, mejor color en las mejillas y un buen cubreojeras impacta mejor en la propia imagen expuesta ante un espejo entrometido.
  • Probar un corte de pelo que no necesite peinado, sino un simple arreglo con los dedos y algún producto que facilite dominarlo. Se verá diferente y esto puede aportar algo de ánimo a una mamá agotada.
  • Buscar momentos diarios para descansar y dormir. Es la clave de la energía física, pero también del buen ánimo (que influye en la imagen que se tiene sobre uno mismo).
  • Para las mamás que se sientan con energía, se puede ir pensando en hacer una gimnasia que ayude a recuperar la forma, pero teniendo en cuenta que esto llevará un tiempo. Además, como después del parto los ligamentos del cuerpo tardan entre cinco y seis meses en volver a su situación anterior, hacer ejercicios apenas se ha dado a luz es peligroso. El médico valorará en cada caso cuándo se puede pasar de las caminatas o ejercicios tenues a otras formas más fuertes de quemar grasas, como correr o hacer natación. Este plan para recuperar la figura es útil si se practica una hora cada vez, al menos dos veces por semana.
  • Sin embargo, a poco de haber dado a luz hay ejercicios que pueden ir practicándose y que van a ayudar a que cada músculo o ligamento vuelva a su lugar con más rapidez.
  • En el caso de un embarazo vaginal (no en cesáreas), se puede empezar por hacer ejercicios en el suelo, trabajando los músculos de la cintura y abdominales apretando, por ejemplo, una pelota de tenis entre las rodillas.
  • Mirando hacia arriba en el suelo y con las rodillas dobladas, levantar la cabeza y los hombros unos 15 cm varias veces.

 

De todas maneras, la vida diaria de la mamá le dará muchas oportunidades de restablecer los músculos debilitados por la maternidad. El posparto no es el mejor momento para priorizar el estado físico, pero sí es cierto que sentirse agradable hará que el ánimo sea más positivo y esto, como en un círculo, volverá a la joven mamá más sensual y atractiva. Pero con un encanto centrado más en su experiencia única, que la llena de orgullo.

 

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas