Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 0

Facebook

Twitter AddThis

Una Nueva Imagen

El cuerpo va cambiando y el espejo ya no le devuelve la misma imagen a la futura mamá. Cómo se modifica la relación con el entorno familiar y social. Consejos para que las embarazadas estén cómodas y lindas, tanto para ir a trabajar como en su casa.

 

 

 

 

 

 

El pantalón comienza a ajustar y el espejo devuelve una imagen diferente de la habitual. La vida que late en el seno materno empieza a manifestarse en el cuerpo de la futura mamá, que ve cómo día a día cambian sus medidas. Cuando sale la panza, es un momento especial en la vida de la mujer y no sólo por la felicidad que puede generarle  ver cómo va creciendo su hijo. También porque debe modificar su vestuario y algunos hábitos, como por ejemplo la posición para dormir.

 

La comodidad es fundamental. Por eso, sea ropa especial para embarazada o no –muchas mujeres siguen usando la misma ropa que antes, pero en  talles más grandes-, lo importante es que la vestimenta haga sentirse bien a la mujer. Estar embarazada y con panza no es sinónimo de usar túnica o sentirse fea. Todo lo contrario: cuanto más linda se sienta la mujer, mejor.

 

Muchas mamás se ven feas cuando todavía la panza no terminó de salir, y parece causada más por algún exceso alimentario que por un bebé. Pero eso cambia tan rápidamente que pronto queda en el olvido. “Cuando me veía sin la forma habitual, al principio no me gustaba nada. Pero después fue fantástico ver como se destacaba mi panza. Además, nunca dejé de ponerme ropa que me hiciera ver linda, canchera, moderna  y que permitiera que se notara mi embarazo”, recuerda María Tascón. La ropa ajustada, por ejemplo, no le hace daño al bebé, especialmente si es elastizada. La estética no tiene por qué ser dejada de lado por estar embarazada.

 

El mundo que rodea a la futura mamá, también la ve diferente. A esta altura del embarazo comienza a ser usual que le cedan el asiento cuando sube a un transporte público, o que la dejen adelantarse en una fila. La gente también celebra esa nueva vida que está creciendo y esos pequeños gestos hacia la futura mamá son muy reconfortantes. Hacen que este camino hacia la maternidad sea un sendero pleno de satisfacciones.

 

 

A tener en cuenta

 

 

  • Si se compran zapatos nuevos, que sean medio talle o un talle más del normal, porque la retención de líquido provoca hinchazón en los pies y en las piernas.
  • El algodón y los tejidos naturales pueden ser una buena elección en el momento de comprar ropa, porque por lo general las embarazadas sufren más el calor.
  • Algunas prendas ajustadas, si bien no perjudican al bebé, pueden apretar demasiado a la mamá. Las telas elastizadas suelen ser la mejor elección para una mayor comodidad.
  • Maquillarse, cuidarse la piel o ser elegantes en el vestuario no se contradice con una panza que se asoma.
  • No suele haber problemas con el uso de productos de belleza habituales, salvo cuando hay alergias previas o existe prescripción de productos medicinales. En estos casos, es aconsejable que ante cualquier duda, la futura mamá consulte con su médico especialista.
  • Usar zapatos cómodos y,  preferiblemente de taco bajo o medio.
Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas