Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 23

Facebook

Twitter AddThis

¡Vamos a Tener un Hijo!

Una de las noticias más emocionantes que puede recibir una persona, se hace realidad. Llega una nueva vida a la familia, y con ella, comienza un proceso cargado de amor.  

  

Aunque todavía sea muy pronto para confirmar el embarazo mediante una ecografía, la futura mamá puede sospechar que ha concebido. La rápida producción de hormonas que se desarrolla desde el inicio del embarazo origina cambios físicos que se van haciendo cada vez más notorios a medida que transcurren los días. Gran cansancio y mucho sueño -esto se debe al alto nivel de progesterona, que tiene un efecto sedante-, necesidad frecuente de orinar, presencia de náuseas o mareos matinales y dolor en los pechos, además de cierta inquietud general, pueden ser los primeros avisos que tenga sobre su estado.

 

 Ante la ausencia de menstruación por parte de la mujer y una vez realizado el test de embarazo -cuyo resultado positivo indica la presencia de gonadotrofina coriónica humana (GCH) secretada por el bebé-, el matrimonio confirma la noticia del embarazo.

  

¿Qué sucede entonces? Las reacciones de ambos miembros pueden ser variadas e ir desde la sorpresa, reserva e incluso desagrado, a la gran excitación, ansiedad y alegría.

 

Pero más allá de la reacción inicial, el embarazo es una realidad que en sus nueve meses de desarrollo permitirá al matrimonio y a toda la familia reacomodarse y prepararse para recibir al bebé con alegría.

 

Durante el embarazo, muchas de las molestias físicas que siente la embarazada pueden responder a realidades psicológicas en su intento de adaptarse a su nuevo estado. “El embarazo acentúa los rasgos típicos de la personalidad individual”, explica el obstetra José Latino, en su artículo “Adaptación materna al embarazo”. Este estado provoca cambios en la vida emocional de la mujer y por otro lado, la psiquis femenina también origina síntomas propios en su embarazo. Así, por ejemplo, según el mismo médico, el incremento del sueño, le permite a la embarazada retraerse del medio, recuperar energías y estar a solas para adaptarse a los cambios; el apetito voraz puede indicar exceso de ansiedad originado frente al deseo infantil concretado, el de ser madre. Por otro lado, los vómitos, que en algunos casos indican miedo al parto o a alguna malformación del bebé, pueden indicar a veces rechazo por el hijo, y esto se explicaría en la fantasía infantil de que todo lo que está en la panza llega por la boca y de ahí la intención de expulsarlo por el mismo medio. Por supuesto, lo ideal es que la mamá no se sienta culpable frente a sus emociones -sean de origen consciente o inconsciente- y se tome el tiempo necesario para adaptar la noticia del embarazo a su vida cotidiana, con toda la alegría y emoción propias del caso.

 

¿Cuándo anunciarlo?

 

Muchos futuros padres corren a anunciar la buena nueva a todos sus familiares y amigos, aún antes de la primera ecografía; sin embargo, otros se muestran reticentes a hacerlo a veces hasta pasado el primer trimestre. Comunicarlo al resto del núcleo social de la pareja también forma parte de la adaptación de los futuros padres a la presencia del nuevo miembro de la familia. Muchos miedos o inquietudes -a cambios en el estilo de vida del matrimonio, al parto, a la reacción de los hermanos del bebé o a que el embarazo no sea viable- pueden originar demoras en la comunicación al resto de la familia y amigos. También la necesidad de vivir los primeros momentos del embarazo con tranquilidad y en intimidad y evitar contagiarse de la posible ansiedad del entorno social ante la noticia. Intentos anteriores fallidos o dificultades para concebir también hacen que el matrimonio se muestre renuente a comunicar la noticia. “Es común observar que las parejas a las que les ha costado más tiempo lograr el embarazo, tienden a posponer la comunicación a familiares y amigos”, dice Martín Andrés Vilela, médico ginecólogo y obstetra.

 

A su vez, cuando ya hay hijos en la familia -a pesar de que por lo general, son los primeros que intuyen la presencia del nuevo miembro-, los pediatras recomiendan no anunciarlo antes de que la panza sea evidente para evitarles la excesiva ansiedad que les provoca el tiempo que lleva el embarazo, especialmente si los niños son pequeños, ya que no tienen conciencia real del paso del tiempo.

 

“A pesar de ser un tema muy personal de cada pareja, se aconseja dar la noticia una vez que las chances de viabilidad del embarazo son mayores, esto es, cuando el embarazo superó el mes y medio y ecográficamente ya puede observarse el embrión con los latidos cardíacos”, destaca Vilela.

 

Preparar el cuerpo para el embarazo

 

“Preparar el cuerpo” se refiere a todos los aspectos de prevención que una pareja puede realizar previos al embarazo. “Esto permitirá evitar, en gran medida, todo aquello que, valga la redundancia, es evitable, lo cual cobra gran magnitud cuando estamos hablando de un futuro hijo”, advierte Vilela.

 

Cuando un matrimonio decide tener un bebé, hay varios pasos que se deben seguir para asegurarse de que principalmente la mamá esté en las mejores condiciones de salud para vivir un embarazo sano. Lo primero es realizar el chequeo ginecológico habitual –el examen ginecológico y mamario completo y un Papanicolau-. También se pueden realizar análisis de sangre para verificar la existencia de anticuerpos de rubéola y, en caso de no tenerlos, vacunarse. Se deben aguardar tres meses luego de la vacunación para buscar el embarazo.

 

“La única vitamina que se aconseja debe tomar la mujer, desde que comienza a buscar el embarazo hasta el tercer mes del mismo, es el ácido fólico, que previene ciertas anomalías neurológicas”, subraya el médico.

 

Respecto del tiempo que se puede esperar el embarazo antes de hacerse estudios para constatar si existen dificultades para concebir, se recomienda aguardar un año mientras se busca quedar embarazada, aunque en el caso de mujeres mayores de 40 años se pueden realizar estudios antes de ese lapso.

 

 

 

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas