Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 46

Facebook

Twitter AddThis

El Tiempo, la Familia y el Trabajo

Muchas madres aseguran que el cuidado de los hijos es un "trabajo de tiempo completo" que deja poco margen para encarar otras actividades. Sin embargo, una administración efectiva del tiempo es lo que permite que esas otras tareas no queden relegadas del todo y que las madres puedan sentirse realizadas en otros ámbitos.

"Los tiempos con el bebé (o con los chicos, cuando ya son más grandes) tienen que ser los necesarios, pero es importante que la mujer no desatienda a su marido, a su casa y a ella misma", comenta la obstétrica  Adriana Di Giovanni, al tiempo que agrega: "Un buen consejo para las madres es que busquen la manera de tener un espacio propio todos los días, aunque no sea durante mucho rato. Pueden salir a hacer alguna compra, una caminata... cualquier cosa que les permita conectarse con ellas mismas".

 

Otras sugerencias para lograr una buena administración del tiempo:

 

Si el trabajo de los padres tiene un horario fijo y previsible, es conveniente organizar las horas de ocio para aprovecharlas al máximo. Por ejemplo, si se dispone de dos horas al día para compartir con los chicos, es bueno planear actividades de antemano y no perder el tiempo decidiendo en el momento.

 

Destinar un espacio fijo en la semana para dedicarle a las distintas tareas domésticas. De esta manera, se evita la desorganización y la sensación de estar constantemente atendiendo a cuestiones del hogar que le quitan tiempo a los encuentros en familia.

 

Establecer una rutina para que los chicos hagan sus tareas escolares, coman y se bañen siempre a la misma hora. La repetición les da seguridad y permite que los padres maximicen los tiempos después de la jornada de trabajo.

 

Encontrar un momento o una noche en la semana en la que marido y mujer puedan dedicarse tiempo sin los chicos de por medio. La comunicación y la conexión en el matrimonio son fundamentales para conservar un buen vínculo.

 

"Cuando nació mi primer hijo, mi casa era un caos. Las rutinas se alteraron completamente y nos era imposible organizarnos. Con el correr de los meses, mi marido y yo buscamos la manera de establecer horarios fijos para hacer las compras, comer, ir al gimnasio y hacer otras actividades. Cuando logramos administrar bien el tiempo, fue genial para todos. Pudimos disfrutar mejor del tiempo libre y de los ratos en familia", recuerda Vanesa, mamá de Federico (3) y Sofía (1).

 

Una herramienta fundamental para que los padres puedan optimizar sus tiempos es contar con alguien que pueda cuidar a los chicos mientras ellos trabajan o se vuelcan a otras tareas fuera del hogar. Para poder disfrutar de esas otras actividades con tranquilidad, esta persona debe estar preparada para cumplir bien su rol. El pediatra Diego Montes de Oca enumera algunas medidas preventivas para considerar a la hora de delegar el cuidado de los chicos en un tercero: 

 

Es conveniente que la persona que queda en casa tenga conocimientos de primeros auxilios (saber reaccionar frente a una fractura, curar una quemadura, manejar un desmayo o un atragantamiento, etc.) para reaccionar adecuadamente ante una emergencia.
Siempre hay que dejar a mano un número de algún servicio de emergencias para que, en caso de accidente, una ambulancia llegue lo más rápido posible.

Dejar un teléfono de algún familiar o amigo al que se pueda recurrir si sucede algo.

Mantener a  los más chicos alejados de los objetos que puedan ser tragados con facilidad y guardar bolsas de plástico, sogas u otros elementos que puedan causar accidentes.

Cerrar la llave de paso de gas cada vez que se usa la cocina.

Mantener fuera del alcance de los chicos todo producto insecticida, remedios o artículos de limpieza.

Proteger ventanas, balcones y escaleras para evitar caídas.

Guardar utensilios cortantes bajo llave o traba de seguridad.

Cerrar con llave o picaporte las puertas del baño, el garaje, el jardín y de entrada a la casa. 

La  necesidad de organizar los tiempos y encontrar momentos para trabajar, cuidar a los chicos, conversar con el marido y hacer tareas domésticas, entre otras tantas actividades, es un fenómeno social que no tiene antecedentes. Al tratarse de una problemática de las nuevas generaciones, es comprensible que las madres de hoy sientan angustia por tener que cumplir con todo y todos. Sucede que esta generación no tiene modelos previos respecto de una maternidad acompañada de otros proyectos personales. El desafío para las mamás de hoy es aceptar que este es un ‘nuevo juego’  a emprender y que, como no hay un instructivo único y ejemplar para llevarlo adelante, habrá que aprender a tolerar los intentos fallidos, además de disfrutar de los hallazgos logrados.

 

Finalmente, poder superar el modelo social de Mujer Maravilla que todo lo puede, siempre lista, impecable. Permitirse desarrollar plenamente la  intimidad familiar, el verdadero ámbito en donde las personas pueden encontrar el espacio para ser quienes son, lo que a su vez enriquecerá los aportes que puedan hacer al mundo laboral.  La mujer desde lo que es propio de su identidad femenina, el hombre desde la masculina: sin competir, en armonía, complementándose y aprendiendo del otro.

 

Si  bien es sabido que no hay "recetas mágicas" para lograr un buen funcionamiento en la dinámica familiar, sí es cierto que una administración adecuada de los tiempos es un recurso valiosísimo para concentrarse adecuadamente en cada tarea, disfrutar de los espacios compartidos con los seres queridos y enriquecer esos vínculos que, en definitiva, son los que día a día alimentan la vida de todos. Con la confianza de saber que cuando  el trabajo fuera del hogar cobra un sentido para el crecimiento personal, actuará dentro de la familia como un factor altamente positivo en la educación de los hijos.

 

Más información sobre los especialistas mencionados:  

 

Adriana Di Giovanni es licenciada obstétrica. Forma parte del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital de Clínicas José de San Martín.

 

Diego Montes de Oca es pediatra. Integra el servicio de Pediatría del Hospital Universitario Austral y colabora en el Hospital Pedro de Elizalde (ex Casa Cuna). Es miembro activo de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y atiende de modo privado.

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas