Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 0

Facebook

Twitter AddThis

Hay que agradecer por las pequeñas cosas de la vida

Gran parte del día nos amargamos por pequeñeces y no agradecemos por las cosas que nos hacen realmente feliz. La Revista Selecciones publicó una nota sobre cómo vivir es más simple con una actitud positiva, si nos tomamos la vida con gratitud es más fácil disfrutarla.
Hay varios estudios que comprueban los beneficios emocionales de tener una actitud de gratitud hace la vida. Robert A. Emmons, profesor de la Universidad de California, en Davis, y un precursor de la investigación sobre los beneficios del pensamiento positivo, declaró para la Revista Selecciones: “incluso fingir el agradecimiento aumenta nuestra producción de serotonina y dopamina, sustancias asociadas con el placer y la satisfacción. Hay que vivir como si sintiera gratitud  y aflorará el sentimiento real”.


Algunos ejercicios para agradecerle a la vida:


Un estudio reveló que las personas que registran las cosas que les hacen bien se sienten un 25 por ciento más felices después de 10 semanas. ¡Podemos hacer la prueba! Anotemos durante una semana o un mes todas las cosas por las que estamos agradecidos y vemos como nuestra actitud va a cambiar.


Puede ser que durante los primeros días no tengamos nada para anotar, pero a medida que pasa el tiempo la lista va a ir aumentando hasta que sintamos ganas de agradecer por todas las cosas de la vida. Pero esto puede llegar a cansarnos, los expertos los llaman “el efecto de juramento a la bandera”.


“Si uno exagera la gratitud, pierde su sentido, o, peor aún, se convierte en una tarea. Hay que ser  selectivo, y concéntrese en agradecer a esos héroes de la vida a los que nunca ha reconocido”, declaró Martin E. P. Seligman, autor del libro La auténtica felicidad, explicó para la Revista Selecciones. 


Sonya Lyubomirsky, profesora de Psicología de la Universidad de California, en Riverside, y autora de La ciencia de la felicidad, recomienda “renunciar por un tiempo a algo que a uno le encanta y que da por sentado”.


Por ejemplo podemos dejar de comer esa torta en particular en el desayuno y cambiarlo por otra cosa, o si usamos todos los días el auto, podemos uno cambiar y usar el transporte público.


De esta manera cuando lleguemos  a nuestra casa a la tarde nos vamos a dar cuenta del verdadero significado que tienen las cosas que usamos todos los días y vamos a agradecer tenerlas.


Otro ejercicio que podemos realizar es escribir una carta de agradecimiento a una persona muy especial no que vemos hace tiempo y agradecerle por todo lo que hicieron por nosotros. Es mejor si podemos entregársela en persona y leerla nosotros mismos. Puede llegara a ser un momento fuerte y emotivo, pero una vez que terminemos nos vamos a sentir muy bien con nosotros mismos.


Hay que intentar no amargarnos por las pequeñeces de la vida y tratar de disfrutar al máximo de las cosas que nos hacen bien. Agradecer por todo lo que tenemos. Podemos empezar a dar las gracias por la familia y los hijos que tenemos, que son una parte muy importante de nuestra felicidad.




Fuente
: Revista Selecciones
Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas