Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 1

Facebook

Twitter AddThis

Los niños y la TV

En la actualidad los niños reciben mensajes de todo tipo de medios y en forma constante. La "invasión mediática" en los hogares es aún mayor que en otras décadas: televisión pública y por cable, radio, cine, internet, juegos online.


La TV se incorporó a los hogares hace muchos años pero mientras un niño de los años 70 u 80 podía ver solo algunos programas infantiles emitidos en determinada franja horaria. Los niños de hoy reciben una oferta interminable, con canales exclusivamente para niños las 24 hs., juegos online por Internet, un contenido para niños cada vez más diversificado e incluso violento o no apropiado, con la posibilidad de que en horario diurno los niños puedan acceder a contenidos para mayores.


La televisión de sus primero años planteada como “una ventana al mundo” y sus posibles fines educativos han dado lugar a un medio de simple entretenimiento que, sin un control de los padres, hasta puede ser adictivo y afectar a los niños en muchos aspectos. Hoy para muchos hogares, la TV es "el mundo". Ya no es un medio inofensivo de entretenimiento.

 

Cuestión de valores


Todos los programas de televisión comunican, hay un juicio de valor sobre determinadas actitudes y creencias que influye en los menores. Plantea la difusión de cierta información que se hace masivo entre los niños hasta convertirse en una moda. Es un instrumento de venta que alienta el consumo compulsivo.


El niño captará de este modo ciertos modelos de valores que distan mucho de la realidad y los estilos de vida que la familia quisiera inculcarle.

 

¿De qué forma influye la TV en los niños?

 

  • En el caso de los niños que miran mucha TV, su desarrollo será producto de su interacción con el medio, influyendo en sus hábitos y costumbres. 

 

  • El incremento de las horas frente a la TV ha afectado la socialización de los niños, aislándolos y dándoles menos tiempo para otras actividades. Están interactuando con menos personas.

 

  • Todo niño necesita destinar tiempo a actividades fundamentales para su desarrollo psíquico y físico. 

 

  • Los niños juegan menos y el juego no es solo una diversión sino una formar de comunicarse y aprender del mundo que los rodea.


                - El deporte es importante para el desarrollo físico y motriz.


               - La lectura será cada vez más escasa y eso podrá verse en la perdida de su capacidad  creativa y su vocabulario pobre.

                - En la TV las imágenes tienen más impacto que el lenguaje oral (abstracto) y por eso al tener más influencia, disminuye el desarrollo del lenguaje. 

 

  • Los más pequeños, a diferencia de los adultos,  tienen dificultades para diferenciar entre fantasía y realidad y por lo tanto imágenes y contenidos de violencia que pueda recibir, no sabrá si asociarlos a la realidad o no. Un caso triste pero real es el de un pequeño que resultó herido en el accidente en el aeropuerto de Barajas, cuando el bombero intentaba rescatarlo, el niño preguntaba cuando terminaba la película y si era verdad lo que estaba viendo. 

 

¿Que podemos hacer los padres?

 

  • Pon límites a la cantidad de tiempo que su niño pasa frente al televisor, que no supere una o dos horas diarias.

 

  • Planifica con tu hijo los programas que quiera ver. Elijan junto los programas y planifiquen un cronograma semanal.

 

  • Evalúa que los contenidos a los que tiene acceso el niño sean adecuados a su desarrollo madurativo.

 

  • Conoce el contenido de los programas y mantén  una supervisión constante sobre ellos.

 

  • No permitas la TV durante las comidas: son un momento del día para que la familia esté reunida y la TV no permite la comunicación. 

 

  •  Los niños no deben tener un televisor privado en su habitación: si lo tiene, verá más,  estará aislado y será más difícil controlar lo que ve.

 

  • Visite con su hijo librerías y bibliotecas. Incítelo a leer, en lugar de mirar TV.

 

  • Es importante dar el ejemplo a los niños: si los adultos encendemos la televisión apenas llegamos a nuestras casas, nuestros hijos harán lo mismo.

 

  • No prohíbas el uso de la TV sino ofrece actividades alternativas relacionadas con el juego, la cultura y el deporte.

 

  • Los padres podemos ver programas con sus hijos y analizarlos, de tal manera de poder aclarar sus contenidos, reforzar ciertos aspectos educativos, morales o sociales y contrarrestar aspectos negativos.

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas