Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 13

Facebook

Twitter AddThis

Describen cinco formas de ser madre y su influencia emocional

El estadounidense Stephen Poulter, experto en relaciones familiares, plantea que la manera como la mujer se relaciona con sus hijos determina la conducta de estos.
Libro “The mother factor”
 
 
 
 
Es la primera persona con la que estamos en contacto en este mundo y la primera a la que amamos. “Esto hace que sea el factor más prominente en el desarrollo emocional de una persona”, dice el psicólogo estadounidense Stephen Poulter.
 
 
Experto en relaciones familiares, hace dos años escribió el libro “The father factor”, en el cual analizaba cómo la figura paterna influye en el desempeño laboral de los hijos.
Ahora, la lupa la dirige hacia las madres y su influencia en el desarrollo emocional y conductual de sus retoños.
 
 
En “The mother factor: How your mother’s emocional legacy impacts your life”, el autor identificó cinco categorías que según él representan a la mayoría de las madres. “Ellas juegan un rol importante en la manera como establecemos nuestras relaciones, en la elección de la pareja, en la manera en que seremos padres, en nuestras emciones y los logros en la vida”, dice Poulter a “El Mercurio”, en entrevista telefónica desde California, donde vive.
 
 
“Nuestras madres pueden ser nuestra primera experiencia de amor, pero dependiendo de su conducta, puede hacernos más necesitados, ansiosos, irascibles o depresivos, cualidades que impactan en nuestro éxito laboral y en las relaciones sociales”.
 
 
Si bien la mayoría de las madres son una combinación de los estilos descritos por el psicólogo, suele primar uno de ellos. “Conocerlos puede ayudarnos a mejorar nuestra forma de relacionarnos con los otros. Podemos cambiar la dinámica y su influencia sobre nuestras vidas”.
 
 
1- Madre prefeccionista
 
Es uno de los tipos de madres más comunes, según el autor. Es controladora y vive en permanente ansiedad esperando que sus hijos sean exitosos. Como su deseo es que la familia luzca perfecta a cada momento, eso la lleva muchas veces a estar pendiente de mantener las apariencias. “Los hijos crecen temerosos de fallar y sin tolerancia a la frustración”.
 
 
Además, tienen internalizada parte de la ansiedad materna y “puede ser difícil para ellos establecer relaciones con otras personas (nadie es suficientemente bueno)”. Sin embargo, a nivel profesional pueden ser altamente productivos.
 
 
2- Madre mejor amigas
 
Es quizás el estilo que más predomina en la actualidad, dice Poulter. En contraste a la anterior, esta madre no establece límites ni liderazgo. No es raro que salga de fiesta con sus hijos o que use la misma ropa que ellos, por ejemplo.
 
“Es una actitud típica de los padres modernos, que no tienen tiempo para fijar normas. Pero los hijos necesitan una madre, no otra amiga”. El problema es que el niño se puede sentir abandonado, rechazado y hasta “sin madre”, generando además un rol inverso, dice el experto, quien reconoce que éste es el tipo de relación que tuvo con su propia madre.
“Mi madre es una mujer amorosa, pero el mensaje con el que crecí fue “no me dejes”. Incluso ya siendo adulto, siempre sentí la sensación de estar abandonándola si no la llamaba a diario.”
 
 
Poulter dice que estos niños tienden a buscar de grandes figuras femeninas autoritarias o suelen convertirse en “cuidadores” de otros, lo que aumenta sus niveles de estrés.
 
 
3- Madre “yo primero”
 
 
Son las mujeres para quienes sus hijos están en segundo lugar. “Ella quiere ser el centro de atención, incluso a expensas del bienestar de sus hijos”. Como no da un apoyo emocional suficiente, los niños no desarrollan la empatía y la compasión. Con frecuencia sienten cierta superioridad, son incapaces de aceptar críticas y tienen dificultades para resolver problemas o asumir compromisos.
 
 
Pero también puede darse el efecto contrario, y crecer buscando aprobación de los otros.
 
 
4- Madre impredecible
 
Es controladora, temeros y ansiosa. Sus altos y bajos emocionales pueden llevar a la ansiedad y depresión en sus hijos. A veces pueden ser muy exigentes y crítcas con sus niños, fomentándoles una baja autoestima.
 
 
Ellos usualmente tienen dificultades para confiar en otros, temen a la intimidad en las
relaciones y tienden a sobrerraccionar emocionalmente ante pequeñas situaciones.
 
 
5- Madre completa
 
Es la mujer que logra el equilibrio entre la atención y la sobreprotección, el apoyo y las críticas a sus hijos. Es el ideal de madre. Poulter estima que sólo el 10% de los niños tienen una madre de este tipo. “Es la más comprensiva; sabe guiar a sus hijos a hacer lo que deben hacer y ser como deben ser”, concluye el psicólogo.  
 
Fuente: El Mercurio
Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas