Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 218

Facebook

Twitter AddThis

Seis leyes del marketing aplicadas a ser mamá

No sobra ni una palabra si se afirma que el hogar es una gran empresa familiar que insume un horario de tiempo completo para la madre. En esta nota materna ofrece algunas de las claves básicas de una madre que está en todas.

No sobra ni una palabra si se afirma que el hogar es una gran empresa familiar que insume un horario de tiempo completo, decisiones sobre personas, administración, contabilidad, logística, relaciones públicas, cadetes, cobranzas, tiempo libre, etc. Todas estas funciones en una sola persona: la madre. Por más que delegue en otros, que contrate ayuda, o que colabore la suegra, todo pasa bajo su supervisión. En esta nota te ofrecemos algunas de las  claves básicas  de una madre triunfadora.

Antes de pasar a las claves habría que pensar y reflexionar un segundo sobre qué es para cada una ser triunfadora. Sirve imaginarse lo que es una persona con éxito; inmediatamente uno piensa en alguien a quien le sale todo bien, que alcanza lo que se propone, que es inteligente, culta, amable, etc.

Conforme pasa el tiempo, se comprueba con la misma experiencia de la vida que esas personas no existen. Que todas las celebridades tienen sus fallos, sus desaciertos, sus problemas.
 
Para afrontar esto no hay un secreto, la clave es saber acertar en las elecciones, saber sacudir el polvo que deja la caída y levantarse nuevamente. "Aprender a vivir" se suele escuchar. Hay una escritora italiana llamada Susana Tamaro que aclara esta condición humana en una revista española  “cualquier cosa que nos sucede, aunque negativa, tiene un sentido de comprensión de evolución. Con frecuencia la luz sale de la oscuridad profunda”.

Pero el mayor éxito, la clave de las claves está en la agudeza de descubrir el sentido que tiene la vida personal.

La Consultora Hay Group se presenta de la siguiente manera “Somos una empresa global de consultoría en gestión que trabaja con los líderes para convertir sus estrategias en realidad. Desarrollamos el talento, ayudamos a las personas a ser más efectivas y las motivamos para dar lo mejor de si.”

La misma consultora explica que para ser madres líderes se requiere:

Hacer de la vida un proyecto personal: por lo tanto gestionar la propia carrera de ser madre y el motor del hogar con complejo de superioridad. Ser capaz de analizar las actuaciones con sentido del humor y disfrutar del trabajo, no caer en la trampa del victimismo. Es un honor ser la reina de la casa, y muchas veces esto será no dormir por cuidar “la propiedad”. Maravillarse de la tarea tan creativa y amada que se tiene entre manos. Esto no significa ser menos sacrificada.

Saber trasmitir serenidad y confianza: Esto se aplica al dominio de sí, y por lo tanto al gobierno que se tiene sobre el hogar. La autoridad no se impone, se ejerce. Los hijos nos tienen respeto, no hay que generarlo. Es importante crear valor desde el valor y hacer de la transparencia una constante.

Adaptarse a un blanco móvil: Ser tenaces y perseverantes, pero mostrar flexibilidad ante los proyectos. Es el diario vivir de la ama de casa. No desconcertarse ni asombrarse de nada. Para no perder la calma, es necesario contar con plan B para todo, aunque sea una sencillez.

Generar múltiples iniciativas: Ser conscientes de la velocidad del entorno y encontrar ideas en espacios ajenos al propio. No cerrarse al mundo que nos circunda. Escuchar y mirar lo que se nos pase por delante en ese día con la razón de aplicarlo a nuestra casa del mejor modo posible. Pensar “en casa”, aunque sea desde otra disciplina o ambiente. NO es necesario estar pegada todo el tiempo a un canal televisivo de cocina para saber cómo mejorar el hogar. Todo es aprovechable.

Establecer relaciones personales a través de proyectos comunes. Forjar amistades y aliarse hasta con los competidores. Nunca se sabe las vueltas de la vida…

Atraer mediante un carisma personal: Nadie conoce a los hijos como su propia madre. Puede haber mil leyes y consejos, pero esa intuición única de madre existe, es la original de cada una y es la que hay que explotar.

Preguntas clave:

¿Qué capacidades tengo actualmente y cuáles necesitaría?

¿Cómo adecuar esas capacidades a las estrategias que tengo pensadas?

Consejos materna:

No plantear exigencias que superen nuestras capacidades.

Eliminar el trabajo que no genera valor.

Supervisar cómo van los cambios, dotarlos de continuidad.

Dejar ser al otro como es y comprenderlo.

La capacidad de sufrimiento casi define la calidad de un ser humano.

 
Nota elaborada por Gabriela Gazulla.

Fuente: Ser padres hoy

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas