Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 2

Facebook

Twitter AddThis

¿Qué son los hidratos de carbono?

Nutricia - Bagó quiere asesorarte en la correcta alimentación de tus hijos. Es por eso que te acerca algunos artículos sobre nutrición.

 

Los hidratos de carbono son la fuente de energía más abundante y rápida, es decir que proporcionan energía para las actividades diarias.

 

Se pueden encontrar hidratos de carbono en los cereales y derivados, vegetales, frutas, legumbres, azúcar común de mesa y en la leche de los diferentes mamíferos.

 

Los hidratos de carbono se dividen en:

 

Simples:

 

Sacarosa: azúcar común de mesa.

 

Lactosa: azúcar de la leche.

 

Glucosa: es parte de la sacarosa y de la lactosa.

 

Fructosa: azúcar de las frutas.

 

Complejos:

 

Almidón: cereales y derivados, legumbres.


 

 

Los hidratos de carbono que componen los alimentos cuando son digeridos por el aparato digestivo se transforman en glucosa, que es el combustible por excelencia de diferentes órganos, por ejemplo el cerebro es glucosa dependiente.

 

Otra función fundamental de los hidratos de carbono es el de “ahorrar proteínas”, porque se cubren las necesidades de energía con aquel nutriente. Entonces, si la ingesta de carbohidratos es insuficiente para cubrir las necesidades energéticas, el hígado transforma las proteínas del cuerpo para que el resto del organismo para obtener energía; por lo tanto, se destruyen las estructuras del cuerpo. Pero si se comen en exceso se guarda como grasa en el organismo.

 

Durante el primer año de vida el carbohidrato que consumen en mayor proporción los bebés es la lactosa (azúcar de la leche). La lactosa está presente en la leche humana y en las leches del resto de los mamíferos, por ejemplo en la leche de vaca.

 

La presencia de lactosa tiene muchos efectos sumamente favorables para la nutrición del lactante, entre algunas de estas podemos destacar:

 

Favorece el crecimiento de bacterias intestinales saludables, evitando el desarrollo de las bacterias nocivas.

 

Facilita la absorción de minerales que son fundamentales para el crecimiento (calcio, fósforo, magnesio y hierro).

Aporta galactosa, carbohidrato simple que forma parte exclusivamente de la lactosa, que forma parte de los galactocerebrósidos que son fundamentales para un adecuado desarrollo cerebral.

 

Estimula la actividad de la lactasa intestinal (enzima específica que digiere a la lactosa), esta enzima generalmente disminuye en la edad adulta.

 

Es fundamental recordar que la alimentación con leche humana le proporciona a los lactantes todos los nutrientes necesarios en la proporción adecuada, como así también factores que promueven un sistema inmune saludable; pero si la lactancia materna no es posible es preciso consultar al pediatra y/o nutricionista para que recomiende el sustituto más adecuado para alimentar a los bebés. En general los organismos internacionales recomiendan que las fórmulas infantiles tengan en su mezcla de hidratos de carbono la mayor proporción posible de lactosa.

 

Otros contenidos sobre nutrición

 

-La alimentación diaria de los recién nacidos 

 

-Alimentación durante el segundo semestre de vida: ¿leche de vaca entera?

 

-El Zinc

 

-¿Qué son el calcio y el fósforo?  

 

-¿Por qué el hierro es tan importante para los niños?    

 

-La vitamina C

 

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas