Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 81

Facebook

Twitter AddThis

El razonamiento de un niño de tres años

"¿Por qué el cielo es azul?", "¿Por qué mamá tiene panza?", Tu hijo entró en la etapa de los porqués. Ahora tu pregunta es: "¿cómo hago para contestarle sin perder la paciencia y sin confundirlo?".
 
 

En los primeros años de vida, los niños conocen a través de sus sentidos. Tocan, huelen y se llevan todo a la boca. Al alcanzar los tres años, adquieren una mayor capacidad para simbolizar objetos o situaciones por medio del lenguaje.

 

 

A este razonamiento se lo llama intuitivo. Los niños clasifican y establecen relaciones sin poder explicar las razones por las que llega a sus conclusiones. Por ejemplo, concluyen que son más pequeños que sus papás pero más grande que el perro.

 

 

Sin embargo, existen rasgos de su manera de razonar que todavía deben pulirse. No son capaces de ponerse en el lugar de los otros y no pueden diferenciar su punto de vista con el de otras personas.

 

 

Quizás sus padres le advirtieron que no debe pegarle a sus compañeritos de jardín, pero puede que lo vuelva a hacer. Sabe que lo regañarán pero no entiende porqué. Además, suelen recurrir a mentiras para que nadie se de cuenta cuando hacen algo mal. Tampoco distinguen bien la realidad de la fantasía y usan su gran imaginación para distorsionar lo real.

 

 

La etapa de los porqués

 

 

Los niños de tres años empiezan a demostrar interés por entender las cosas. Quieren entender lo que sucede, comprender lo que les rodea. En este momento de sus vidas es muy importante su relación con el ambiente.

 

 

Los tres años es cuando comienzan los famosos porqués: ¿por qué mamá se puede pintar las uñas y yo no?; ¿por qué el perro tiene cola?; ¿por qué papá no vive en casa?

 

 

Las preguntas varían desde lo inocente y simple hasta lo retorcido y difícil de contestar. Las respuestas de los padres son clave en esta etapa. Lo mejor es tomar las preguntas con calma y naturalidad, si los padres se enredan, la situación se complica más.

 

 

Las respuestas

 

 

Deben ser breves y con un lenguaje simple. Los niños esperan solucionar sus dudas, no hay que originarles más preguntas con las respuestas. No hay que abrumarlos con explicaciones que los confundan.

 

 

Lo que no se pueda responder, se pospondrá para otro momento, pero jamás se les debe mentir u ocultar las cosas. Los niños lo perciben y, aunque a veces en niveles inconscientes, se dan cuenta de lo que pasa. Mentirles sólo trae problemas a largo plazo.

 

 

Además, los chicos aprenden por la repetición, por lo que es muy probable que algunas preguntas las repitan hasta el cansancio. Por sobretodo, es importante mantener la paciencia.

 

Crecimiento y desarrollo. De 3 a 4 años

Cuadro: Guía práctica para padres

 

Fuentes:

 

Cómo estimular la inteligencia de sus hijos - Reader's digest

 

Guía práctica para padres. Una herramienta valiosa para la familia y los educadores.

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.
cristina Dijo:
04/03/2011 09:19:10 p.m.

estoy asombrada de los acertado que es esta nota, muchas de las cosas que aqui se mencionan mi peque las hace.

veronica Dijo:
09/02/2011 02:03:34 p.m.

muy buen tema me gusto mucho xq tengo una nena de 3à.

Ligia Dijo:
23/03/2010 07:49:20 p.m.

Muchas personas dicen que mi niña es muy inteligente mas de lo normal como puedo saber si es hiperactiva


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas