Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 40

Facebook

Twitter AddThis

Objetos de transición

A veces los bebés se apegan a objetos que los ayudan a independizarse y crecer. Desde peluches hasta mantas, estos objetos forman parte de su maduración y aprendizaje.
 
 

¿Qué son?

 

 
 Alrededor de los 8 meses de edad, los bebés comienzan a darse cuenta que ya no forman un solo ser con su madre y emprenden una nueva etapa en la que se independizan y dejan de identificarse totalmente con ella.
 

 

Los objetos de transición ayudan a que completen esta etapa. Los hacen sentir seguros y les enseñan a tranquilizarse. Representan su apertura al mundo. 

 
 

 

 

Algunos niños dependerán más de ellos que otros. Incluso algunos no los necesitarán. Según la doctora Rosario Moore, pediatra y docente de la Pontificia Universidad Católica de Chile, después de los tres años el niño ya no debería usarlos. De cualquiera manera, no hay que ocultar los objetos, ya que le causaría gran tristeza al pequeño. Lo ideal es que el propio niño pierda interés por ese objeto y lo abandone, sin sentirlo como pérdida.

 

 

 Ritual del sueño

 

 

 

La doctora Patricia Valenzuela, pediatra y docente del Departamento de Pediatría de la Pontificia Universidad Católica de Chile opina que pueden ser recomendados los objetos de transición para que se los utilice a la hora de dormir.

 

“Incluso en los lactantes; si la mamá siente que al niño le cuesta quedarse solo en su cuna puede dejar al lado de él una manta, un pañal o un objeto suave y cálido que de seguro lo tranquilizará”.

 

 

 

La elección del objeto

 

 

 

 

  • Los chicos no tienen en cuenta criterios estéticos a la hora de elegir su objeto de transición. Más que nada se guían por las texturas y los olores, no tanto por su forma o color.

 

  • Por lo general lo bautizan. Es importante darles una total libertad de elección pues lo considera como creación propia. Es su primera acción creativa.

 

  • El objeto es muy valorado por los niños y es por eso que sus padres deberían respetarlo.

 

  • No se debe olvidar cuando se van de viaje o de paseo, menos que menos perderlo.

 

  • Lo mejor es no lavarlo demasiado seguido para que conserve su olor, su esencia.

 

 

 Cómo transmitir seguridad y confianza a un niño

 
  • Cuando el niño todavía no sabe expresarse con palabras, a veces un abrazo y un beso puede calmar su llanto.
  • Mirarlo a los ojos cuando esté tratando de expresar algo también puede ser un recurso para que se sienta comprendido.
  • Demostrar empatía cuando se sienta frustrado.
  • Comprenderlo si siente ansiedad frente a la separación. A pesar de su afán por independencia todavía necesita a un familiar cerca para sentirse seguro.

 

 

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas