Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 8

Facebook

Twitter AddThis

Qué Tener en Cuenta al Viajar en Avión

Para evitar complicaciones innecesarias y situaciones imprevistas, es útil estar informado sobre las disposiciones que rigen en los vuelos para viajar con chicos. Tarifas con descuento, menúes infantiles y servicios especiales a bordo son algunas de las ventajas que ofrecen las aerolíneas para hacer el viaje más llevadero.

A la hora de organizar un viaje en avión con chicos es importante estar al tanto de las normas con las que cuentan las aerolíneas en cuanto a tarifas, comodidades, seguridad y atención a bordo, entre otros aspectos.


Si bien las disposiciones pueden variar de una empresa a otra, existen criterios comunes que vale la pena conocer cuando se planifica el viaje.
 

Algunos de ellos son:  

  • A partir de los 3 años, en vuelos de cabotaje, y a partir de los 2 años en los vuelos internacionales, los menores no pueden viajar en brazos de un adulto y es obligatorio que paguen un pasaje. En los internacionales, se paga por ellos una tarifa menor hasta los 11 años inclusive. En Aerolíneas Argentinas, esta tarifa depende de la demanda de pasajes: por eso es conveniente anticiparse a reservarlo si se conoce la fecha de vuelo. Otras aerolíneas se rigen por distintas disposiciones, como por ejemplo, cobrar un porcentaje del pasaje de adulto (según la edad del niño).
  • Existen descuentos de alrededor de un 30% en los pasajes para chicos de 2 y 3 años. Las tarifas varían, sin embargo, según las condiciones particulares de la promoción o tipo de pasaje que se obtienen. 
  • Se preparan menúes especiales para chicos en vuelos que sirven almuerzo o cena. Es recomendable hacer el pedido al momento de emitir el pasaje para evitar demoras o complicaciones una vez a bordo.
  • Se les puede pedir a los auxiliares de a bordo que calienten mamaderas o las rellenen con leche fresca.
  • Las empresas no proveen a los pasajeros de pañales, mamaderas ni otros elementos especiales. Es imprescindible viajar provisto de todo aquello que se necesitará durante el vuelo para la higiene y el cuidado de los chicos.
  • Si bien algunas aerolíneas reparten souvenirs para chicos, es recomendable llevarles sus juguetes preferidos para que se entretengan durante el vuelo. Además, al estar rodeados de los objetos que les resultan familiares, se sentirán más cómodos y tranquilos.
  • Aquellos que viajan con chicos están autorizados a embarcar antes que el resto de los pasajeros. De esta manera, podrán acomodarse en la cabina con tranquilidad.
  • La mayoría de los aviones cuenta con espacio para ubicar un cochecito al frente de la cabina.
  • Todos los menores de edad deben viajar con la documentación correspondiente para cada tipo de vuelo. En viajes dentro del territorio nacional, se requiere el DNI o cédula de identidad, junto con el permiso de viaje (ante escribano), si es que alguno de los padres no viaja con su hijo. En vuelos internacionales, es preciso contar con el pasaporte del chico, el permiso de viaje y su DNI o cédula.

Aun teniendo en cuenta estas reglas generales, es importante consultar con la aerolínea en la que se viajará. Hay aspectos específicos que pueden variar según la empresa en la que se viaje y el tipo de pasaje que se adquiera. Asimismo,  es bueno estar preparado para alguna complicación médica que pueda surgir durante el vuelo. El cambio abrupto de presión que produce la altura puede ocasionar dolor de oído. Para aliviarlo, lo mejor es incitar a los chicos a que succionen. Un chupete, si es que todavía usan, o un chupetín son buenas alternativas. "Si tienen dolores intensos, se les puede dar un analgésico. Una dosis alivia el dolor durante seis u ocho horas", recomienda Clara Barucca, pediatra. A su vez, es importante que los chicos estén bien abrigados para combatir el enfriamiento fuerte, producto del aire acondicionado. 
También es muy útil ir anunciando el viaje y prepararlo a través de algún juego. "Cuando viajamos, siempre le llevo a mi hijo su avión de plástico. Él ya sabe que cuando empacamos ese juguete, es porque nos vamos de viaje. Le encanta subirse al vuelo y jugar a que él también es piloto" , relata Lourdes, mamá de Francisco (2).  
Si se toman las precauciones apropiadas y se hacen los preparativos conociendo las indicaciones que imparten las aerolíneas, el viaje en avión resultará una experiencia divertida para los chicos.

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas