Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 5

Facebook

Twitter AddThis

Enuresis

Es la descarga involuntaria de orina después de la edad en que se habría alcanzado en control de esfínteres. Es un problema de consulta frecuente a los pediatras, ya que afecta emocionalmente a los niños y en muchos casos los padres dudan en como reaccionar con su hijo ante esta situación. 

La enuresis nocturna ocurre en el 8 % de los niños en edad escolar. En el caso de la enuresis diurna es menos común aunque representa un problema más serio.
En los primeros años la situación puede iniciarse como una extensión del proceso de aprendizaje del control de esfínteres ya que los niños suelen dejar los pañales primero durante el día y tienen más dificultades durante la noche. Con frecuencia los niños suelen superar este problema en forma espontánea antes de los  5 años. Si no es así, se recomienda consultar con el pediatra sobre la posibilidad de iniciar algún tratamiento.


Posibles causas


En algunos casos puede deberse a una mala experiencia en el control de esfínteres, cuando son sobre exigidos por los padres a que controle esfínteres cuando aun no están preparados.


Otras causas están vinculadas con cambios en la vida del niño que pueden afectarlo emocionalmente: una mudanza, separación de los padres, nacimiento de un hermanito.


Tratamientos:  Los tratamientos suelen incluir cambios en los hábitos del niño, el uso de alarmas y en algunos casos la prescripción de medicamentos. La elección del tratamiento a seguir depende de los efectos causales de la enuresis.

 


Recomendaciones útiles

 

  • Restringe la ingesta de líquidos las horas anteriores a que se duerma el niño.
  • Llévalo a orinar justo antes de irse a dormir.
  • Nunca lo castigues o humilles.
  • Incentiva al niño para que quiera superar el problema.
  • Motívalo cuando se despierte seco y valora su esfuerzo.
  • Pídele colaboración a la hora de cambiar las sábanas de la cama o lavar la ropa.
  • Es útil elaborar un calendario para que junto a tu hijo puedan marcar las noches en que permaneció seco o se despertó mojado.
  • No conviertas la enuresis del niño en un problema social. Permítele a tu hijo concurrir a campamentos o a la casa de sus amigos. Dale confianza para que se sienta seguro de poder superar la enuresis.


Tener un niño con enuresis requiere de especial paciencia de parte de los padres, que deben  recordar que el “mojar la cama” es una acción involuntaria por parte de los niños. Se recomienda no retarlos cuando sucede sino tratarlos comprensivamente.

 

 

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas