Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo 35

Facebook

Twitter AddThis

El Desayuno: Cómo Inculcarles un Hábito Fundamental

Además de ser la comida más importante del día, el desayuno es la “excusa” perfecta para fomentar el encuentro familiar. Si los padres adoptan la costumbre de sentarse a la mesa cada mañana, es probable que los chicos también lo hagan.

Perseguir a los chicos con una taza de leche todas las mañanas es un “ritual” que se repite en muchas casas. Cada vez son más las madres que se preocupan porque sus hijos no quieren desayunar y empiezan el día con el estómago vacío. ¿Hay alguna manera de lograr que adopten el hábito del desayuno y disfruten de esta primera comida tan importante? 

La nutricionista Andrea Cohen advierte que “ es fundamental que en la casa todos se sienten a desayunar. Los chicos copian, entonces, si los padres toman algo a las corridas, es difícil que sus hijos adquieran un hábito que ellos mismos no practican”. La especialista, recomienda despertarlos 10 minutos antes, de ser necesario, para que tengan suficiente tiempo para desayunar con serenidad. 

Esta primera comida es la que aporta la dosis necesaria de energía para poder comenzar con las actividades diarias. “En el caso de los chicos, que se mueven mucho y están creciendo, el desayuno es más importante todavía. De nada sirve, por ejemplo, compensar esa comida de la mañana con una cena abundante. A la noche, los chicos comen y se van a dormir. No hay tanto desgaste  como en el comienzo de la jornada”, agrega Cohen. 

Conviene asegurarse de que los chicos reciban por la mañana, la mayor cantidad de nutrientes posibles. La nutricionista Andrea Cohen  elaboró una lista para tener en cuenta: 

  • Priorizar los hidratos de carbono (tostadas, cereales, vainillas, galletitas, muffins), que son la fuente de energía.
  • Asegurarse la ingesta diaria de lácteos (leche, yogur, manteca). Para incentivarlos a tomar leche, se le puede agregar una o dos cucharadas de cacao. Lo importante es no cargarla demasiado.
  • No obsesionarse con las cantidades. Los chicos no necesitan comer tanto como los adultos. Pequeñas porciones están bien.
  • Dejar que los chicos acompañen a los padres durante la compra de los productos. Si ellos eligen los cereales que les gustan, por ejemplo, es más probable que disfruten al comerlos.
  • Comprar los productos en pequeñas cantidades. Los chicos se aburren fácilmente, así que es preferible comprar poco y variar. Desde las barritas de cereales hasta los yogures, hay una oferta enorme de alimentos para el desayuno

En la medida de lo posible, conviene hacer del desayuno una comida familiar. Además de ser la más importante desde lo nutricional, es el momento de la jornada en el que todos los miembros están en la casa para sentarse a la mesa y disfrutar del encuentro. 

Por otra parte, si los padres logran inculcarle un buen hábito de desayuno a sus hijos, es probable que la sana costumbre los acompañe durante su vida adulta.

Volver - mundomaterna.com



Comentarios
Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Debe estar logueado/a para enviar un comentario.


Copyright 2014 materna | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas